El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, lamentó en una entrevista con la cadena británica BBC que los líderes mundiales “no se hayan unido para enfrentar la COVID-19 de una manera coordinada” y dijo que era una “tragedia”.

“Cada país ha tomado sus propias medias, diferentes países con diferentes perspectivas, diferentes estrategias, y esto ha permitido que el virus se propague”, señaló.

Según el secretario general, “es obvio que falta liderazgo” en la lucha contra el virus y exhortó a “los países clave” a “unirse en una estrategia común” que abarque a toda la comunidad internacional”.

La ONU calcula que el 8 por ciento de la población mundial, alrededor de 500 millones de personas, podrían caer en una pobreza forzada para fines de año debido a los estragos del coronavirus.

Mientras tanto, los nuevos casos siguen aumentando en todo el mundo.

El Centro de Recursos de la Universidad Johns Hopkins informó este viernes que ya existen más de 3,2 millones de casos confirmados globalmente, con más de 233.000 muertes.

Estas noticias no han frenado a los estados en sus esfuerzos para reabrir sus maltratadas economías tras más de un mes de restricciones para impedir nuevos contagios.

En Estados Unidos, donde hay más casos reportados que en cualquier otro país y más de 63.000 muertos, el gobierno está buscando vías para permitir el regreso de muchos trabajadores a sus puestos después de sufrir un desempleo de 30 millones de personas en las últimas seis semanas.

La administración del presidente Donald Trump no está planeando extender las restricciones federales por el coronavirus que expiraron el jueves y se enfoca en trabajar con los estados en planes para reabrir el país.

En Europa, los estados han iniciado una apertura gradual y planean abrir más en los próximos días. La economía en la zona del euro se contrajo en una cifra récord de 3.8 por ciento en el primer trimestre de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here