Desde la Clínica Modelo en la ciudad de Paraná, donde permanece internado, el intendente Sergio Varisco contó su versión sobre la brutal agresión que sufrió en calle Pellegrini, cuando llegaba a su casa en la capital entrerriana. En ese marco, denunció que “sufre amenazas” y destacó que “uno tiene que dar la cara” por ser intendente de la ciudad.

“Fueron a pedir que el municipio le otorgue beneficios que no corresponden y no se han dado en el corto tiempo que queda para la entrega de mandato. Esto no significa que uno no tenga medidas propias y vamos a gobernar hasta el 10 de diciembre. Tampoco acceder a cosas que no corresponden”, expresó el presidente comunal de Paraná al dialogar vía telefónica con Elonce.

En este sentido, resaltó cuál es su modo de manejarse por la calle. “Esta es una ciudad capital de provincia, de 400 mil habitantes. En mi caso todo el mundo tiene mi teléfono, sabe dónde vivo, dónde encontrarme. Atiendo a todo el mundo”, contó.

Hay tres personas detenidas por la agresión al intendente Sergio Varisco

Al mismo tiempo, se refirió al momento de la agresión. “Cuando llegué a mi casa a las 4 de la tarde, gente que yo había atendido a la mañana y que ante una requisitoria les dije que no podía hacerlo, volvió a insistir y se produjo una suerte de discusión a la cual, no contesté. Entrando a la puerta, me empuja y hace caer. Tuve tanta mala suerte que tuve esta consecuencia”, dijo en referencia a la fractura sufrida.

Por otro lado, señaló que “por este estilo que tengo de hablar con todo el mundo, no es la primera vez que uno sufre amenazas o agresiones. Pero creo que eso no puede achicar a estar encerrado, a tener custodia o policías dando vueltas; uno tiene que dar la cara”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here