Una investigación realizada por especialistas de la Universidad de Hong Kong publicada en The Lancet estudió cómo reacciona el virus. Para llevar a cabo el estudio lo cultivaron 14 días y lo sometieron a diversas superficies y a diferentes temperaturas para medir su estabilidad.

El trabajo demostró que el coronavirus es más estable a los 4° y puede vivir a este frío por 14 días. Esta es la temperatura de cualquier heladera que está en una vivienda. En otras palabras, el coronavirus puede vivir hasta dos semanas dentro de una.

El infectólogo Roberto Hirsch afirma que este tipo de investigaciones sirven para «establecer ciertas pautas de recomendaciones higiénicas para la población en general que sin duda van a mejorar la profilaxis en la transmisión de la pandemia». Aunque también resalta la importancia de no exagerar frente a estas noticias ya que «pueden promover el miedo». Al respecto, el infectólogo Gonzalo Blando asegura que los resultados del estudio son «lógicos» ya que los virus en general son más resistentes al frío.

Frente a esta situación, algunos médicos infectólogos aseguran que una medida que podría ayudar a mantener la heladera libre de virus es la limpieza de los alimentos.

El estudio también probó que el coronavirus es más sensible al calor y que, por encima de los 70°, sobrevive solo 5 minutos. Es decir, frente a las altas temperaturas el virus es menos resistente y muere más rápido.

Los investigadores recrearon las condiciones que tendría un ambiente en una casa promedio. Con el objetivo de probar la estabilidad contagiosa del coronavirus en diferentes superficies los investigadores pusieron una gota de cultivo del virus en un ambiente de 22° centígrados y una humedad relativa del 65%. Las superficies elegidas fueron: madera, ropa, cristal, papel, acero y plástico.

Luego de tres horas de permanecer en papel, madera y ropa los investigadores no detectaron al virus. Otras de las conclusiones del estudio es que el virus sobrevive más tiempo en: barbijos, billetes, cristal, acero y plástico. Por último, los investigadores probaron que los desinfectantes son altamente destructivos.        (Clarín)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here