Alejandro Girardi, director de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad para Bayer Crop Science en América Latina; adelantó que «estamos trabajando para implementar la iniciativa de carbono de Bayer en la Argentina», en el marco del Congreso de AAPRESID (Asociación de Productores en Siembra Directa).

A través de la Iniciativa de Carbono, Bayer compensará a los productores por generar créditos de carbono mediante la adopción de prácticas climáticamente inteligentes, generando fuentes de ingresos adicionales para ellos.

Esta iniciativa convierte a Bayer en la primera empresa en desarrollar un enfoque transparente, basado en la ciencia y de colaboración para un mercado de carbono en la agricultura argentina.

Bayer anunció hace unos días una nueva iniciativa que compensará a los productores, actualmente en Brasil y EE. UU., por generar créditos de carbono mediante la adopción de prácticas climáticamente inteligentes, como la Siembra Directa y el uso de cultivos de cobertura, que reducen la huella de carbono y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Bayer está trabajando con productores y organizaciones en la Argentina para poder adoptar este programa el próximo año.

La iniciativa fomenta un futuro de carbono cero para la agricultura, lo que respalda los compromisos de sustentabilidad de Bayer, destinados específicamente a reducir las emisiones de GEI en el campo en un 30 por ciento en 2030.

“Hace 4 años comenzamos a trabajar para lograr una agricultura Carbono neutra en la Argentina, y vimos que no sólo llegamos a Carbono Cero, gracias a tecnologías como la Siembra Directa, Cultivos de cobertura, nuevas tecnologías en semillas y herramientas digitales, es posible capturar carbono adicional sin relegar rendimiento ni rentabilidad. Al mismo tiempo, hay una gran cantidad de compañías que necesitan mitigar sus emisiones de dióxido de carbono”, explicó Girardi.

Recordó que la compañía tiene el objetivo de ser Carbono Neutra al 2030, para lo que se están implementando una seria de iniciativas como el uso de Energías Renovables, entre varias otras. “Aun así es probable que necesitamos comprar créditos de carbono, y para eso es necesario contar con un mercado de carbono”.

La Iniciativa se lanzó hace 1 mes en la región, en Brasil; con 500 productores, con quienes se trabaja a nivel captura de carbono en el campo, con métodos de certificación, y en identificar interesados en comprar los créditos de carbono.

Girardi explicó que “este proyecto requiere trabajar en colaboración junto a productores, ONGs, empresas certificadoras y gobiernos que construyan un marco legal para que estas transacciones puedan darse en forma transparente, con la participación de otras compañías que también estén interesadas en mitigar. En un esfuerzo por poner en práctica nuestros compromisos de sustentabilidad y redefinir el valor de la producción, estamos desarrollando un mercado de carbono en la agricultura”, dijo.

El suelo es una de las formas más efectivas de secuestrar carbono. Incentivar a los agricultores para que adopten prácticas como la Siembra Directa, el uso de nitrógeno de precisión o los cultivos de cobertura, ayuda a secuestrar aún más el carbono en el suelo, reducir el uso de combustibles fósiles y reducir los gases de efecto invernadero. Si bien hoy en día a los productores se les paga por sus cosechas, quienes participen en el futuro de la Iniciativa de Carbono tendrán la oportunidad de ser recompensados por sus mejores prácticas de gestión agrícola y otros esfuerzos de sustentabilidad.

Bayer planea expandir el programa desde EE. UU. Y Brasil a otros países, incluida la Argentina y luego a otras regiones del mundo como Europa, y la región Asia-Pacífico.

“Para Bayer la sustentabilidad es una obligación. Este no es un proyecto más, sino que forma parte de nuestro ADN, de nuestra forma concebir toda nuestra actividad”, definió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here