An aerial view of Maracana stadium during the coronavirus disease (COVID-19) outbreak, in Rio de Janeiro, Brazil, March 26, 2020. REUTERS/Ricardo Moraes

El Ministerio de Salud del Gobierno de Brasil confirmó que ya ha entrado en funcionamiento un hospital de campaña, construido en 38 días en el mítico estadio de Maracaná, que atenderá a pacientes graves de Río de Janeiro, el segundo estado del país con más casos de coronavirus.

En este centro hospitalario ya funcionan 170 camas de las 400 que tendrá en total. De esas 170, 50 son de cuidados intensivos y 120 para enfermería general. El resto de camas, 230, estarán disponibles a partir del 15 de mayo. La clínica, pensada para atender una creciente demanda de pacientes afectados por COVID-19 en los próximos días, también contará con espacios para realizar tomografías, ecografías, rayos X y hemodiálisis.

El gobernador de Río, Wilson Witzel, indicó que las instalaciones eran de “alta complejidad comparado con lo que se hizo en China, en 30 días”.

El hospital también contará con computadoras para que los pacientes puedan seguir comunicados con sus seres queridos mientras se someten a las terapias de recuperación del nuevo virus.

“Esa novedad será muy importante para humanizar la atención a los pacientes del coronavirus en esta unidad”, manifestó Edmar Santos, secretario de Salud de Río de Janeiro.

Está previsto que el próximo lunes se inauguren otros dos hospitales de campaña en ese estado. Río de Janeiro se ha convertido en la segunda región de Brasil más afectada por el brote del coronavirus. Los últimos informes revelan que ya se han contabilizado 1.503 muertos y 15.741 contagios.

Ante esta situación, el gobernador se ha visto obligado a prorrogar la cuarentena obligatoria hasta el 31 de mayo, aunque no se descarta que se amplíe ese fecha si el número de contagios continúa creciendo.

Maracaná, un campo con historia

El estadio de Maracaná, con capacidad para 78.000 personas, fue la sede de la final del Mundial de Fútbol de 2014. Dos años más tarde, en ese mismo lugar, también se celebraron las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos de 2016.

Pero el campo de fútbol ya era un emblema mucho antes. En 1950 fue la sede de la Copa del Mundo y fue ahí donde medio planeta pudo contemplar el denominado “Maracanazo” – con la victoria de Uruguay frente a Brasil- y en 1969, el astro Edson Arantes do Nascimento Pelé anotó su gol número 1,000 de su carrera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here