Las autoridades de China anunciaron que descubrieron coronavirus en muestras de alitas de pollo congeladas importadas desde Brasil durante un control rutinario en Shenzhen, principal puerto chino, el martes 11 de agosto.

Inmediatamente las autoridades chinas procedieron a un examen de todas las personas en contacto con el producto, preocupadas ya por la aparición de nuevos focos. En junio, habían suspendido importaciones de una planta aviar estadounidense por un caso similar.

También habían cerrado ese mes el mercado mayorista de Xinfadi después de que varios centenares de personas fuesen contaminadas por un salmón importado.

9 de cada 10 pollos importados eran brasileños

Los tests de Covid-19 realizados este martes salieron negativos, según la alcaldía de Shenzhen. Pero este hallazgo tendrá un impacto en la economía de Brasil. Sus exportaciones a China han sufrido desde que Pekín decidió en febrero de 2019 aumentar los aranceles al pollo brasileño del 17,8% al 32,4%.

Hasta el 2017, 9 de cada 10 pollos importados provenían de la industria brasileña, que ahora ha tenido que dar paso a Tailandia, Argentina y Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here