La Ministra de Salud, Sonia Velázquez alertó este lunes que circular hoy en Paraná y Gualeguaychú, los dos departamentos de la provincia que a partir de hoy están en la fase tres del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, tiene sus riesgos porque se ha encontrado una alta prevalencia de este virus.

«La pandemia está atravesando el momento más álgido en nuestra provincia, sobre todo en estas dos localidades, y si bien nuestro sistema de salud se ha venido preparando y mucho, necesitamos definir un acompañamiento específico tanto de medidas cívicas como de nuestros ciudadanos para acompañar este proceso», dijo.

En ese contexto, la funcionaria llamó a la sociedad a «movilizarse sólo para actividades esenciales» a fin de «recuperar el estatus sanitario en ambas localidades».
Por su parte, la secretaria de Salud, Carina Reh, indicó que la preparación del sistema de salud durante los primeros meses de la pandemia permitió «seguir dando respuesta a todos los usuarios que han demandado atención en todos los niveles», incluyendo el servicio del 0800 y la dirección de Epidemiología, hasta en la toma y procesamiento de muestras, entre otras.

En ese sentido, detalló que se ha incrementado en un 100 por ciento la cantidad de camas para el nivel de cuidados moderados y leves, y en un 50 por ciento el de Terapia Intensiva.

No obstante, alertó: «Aún cuando incorporemos camas y laboratorios, debemos tener en cuenta que el COVID no se comporta como un virus normal por lo que si no se acompaña con medidas cívicas, el número de ocupación de camas va a crecer exponencialmente y nunca van a ser suficientes. Necesitamos disminuir la circulación de personas para amesetar la curva».

Por su parte, el director del Hospital San Martín de Paraná, Carlos Bantar, explicó que en los hospitales públicos se determinó un cambio de paradigma en lo que hace a la atención de pacientes con COVID tanto en Paraná como en Gualeguaychú, y detalló que en el inicio de la pandemia la estrategia de contención fue internar a los pacientes leves para contener la epidemia, conocer la evolución de la enfermedad y có el número de casos moderados, los hospitales pasaron a tratar pacientes moderados y críticos, al tiempo que se aumentó la cantidad de respiradores. Mientras tanto, la Provincia realizó un adiestramiento del personal a fin de mantener el sistema sanitario y de salud indemne.

Paraná y Gualeguaychú

Durante la conferencia de prensa brindada, el Director General de Epidemiología, Diego Garcilazo, informó que en Entre Ríos se confirmaron 3.283 casos positivos de Coronavirus, de los cuales 1823 continúan activos al 30 de agosto y 1228 ya fueron dados de alta. «Una gran parte de los activos fueron confirmados durante el último mes», aclaró.

Además, comentó que el virus se dispersó en 72 localidades provinciales entre casos importados, de transmisión comunitaria o por conglomerados, y alertó que no se trata de un virus respiratorio común, sino que posee una mayor letalidad: «En Entre Ríos hay un 1 caso mortal cada 62 confirmados», agregó.

En lo que respecta a la situación específica de las dos localidades que hoy pasaron al ASPO, Garcilazo informó que en Paraná hay 1.080 pacientes activos que están cursando la enfermedad, de los cuales el 20 por ciento son entre moderados y críticos; mientras que en Gualeguaychú hay 300 pacientes activos.

Por otra parte, puso el foco en la velocidad de transmisión del virus que en la capital provincial es cada 13 días con un RT de1,3,mientras que en Gualeguaychú es de 12,3 días con un RT de 1,5.

Por último, detalló que los reportes epidemiológicos para tomar las medidas como cambios de fase dentro del ASPO tienen en cuenta la velocidad de contagios -que si es menor a 15 días es considerado alto-, la cantidad de casos confirmados en cortos períodos de tiempo, y la capacidad del sistema sanitario en relación al porcentaje de camas confirmadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here