Zelenskyy: Rusia pagará el costo de la guerra por generaciones

0

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, dijo que las fuerzas rusas bloquean las principales ciudades del país para desgastar y someter a la población, pero el sábado advirtió que esta estrategia fracasará y que, si no pone fin a la guerra, Moscú saldrá perdiendo en el largo plazo.

Zelenskyy acusó al Kremlin de crear “una catástrofe humanitaria” de forma deliberada y pidió a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que se reúna con él empleando el masivo mitin de Moscú donde el mandatario elogió el viernes a sus fuerzas para ilustrar lo que está en juego.

“Imagínese que en ese estadio de Moscú hay 14.000 cadáveres y decenas de miles de heridos y mutilados. Ese es el costo de Rusia durante la invasión”, dijo Zelenskyy en un discurso a la nación grabado por la noche en el exterior de la oficina presidencial en la capital, Kiev.

El mitin y el concierto de Moscú conmemoraban el octavo aniversario de la anexión de Crimea, la península que Rusia arrebató a Ucrania en 2014. El evento incluyó canciones patrióticas como “Hecho en la URSS”, con una frase inicial que decía “Ucrania y Crimea, Bielorrusia y Moldavia, todo es mi país”.

“Hacía tiempo que no estábamos así de unidos”, afirmó Putin entre los vítores de la multitud.

El acto se celebró en un momento en el que Rusia enfrenta mayores pérdidas de las esperadas en el campo de batalla y un gobierno cada vez mas autoritario en su territorio. La sospecha de que se trataba de una muestra de patriotismo orquestada por el Kremlin rodeó el evento. La policía rusa ha detenido a miles de personas por protestar contra la invasión.

En Ucrania, los combates continuaban en múltiples frentes. En la situada ciudad portuaria de Mariúpol, escenario de algunas de las mayores penurias del conflicto, la lucha se centraba en la planta siderúrgica de Azovstal, una de las más grandes de Europa, dijo Vadym Denysenko, asesor del ministro del Interior.

“Puedo decir que hemos perdido este gigante económico. De hecho, se está destruyendo una de las plantas metalúrgicas más grandes de Europa”, afirmó Denysenko en declaraciones emitidas por televisión el sábado.

El ejército ruso señaló el sábado que en la campaña ucraniana utilizó por primera vez en combate su último misil hipersónico, el Kinzhal. El general Igor Konashenkov, vocero del Ministerio de Defensa, apuntó que estos proyectiles hipersónicos destruyeron un almacén subterráneo de las tropas ucranianas, que contenía misiles y munición antiaérea, en la región occidental de Ivano-Frankivsk.

Konashenkov explicó además que las fuerzas rusas emplearon el sistema de misiles antibuque Bastion contra instalaciones militares ucranianas cerca del puerto de Odesa, en el mar Negro. Rusia uso por primera vez esta arma durante su campaña militar en Siria en 2016.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here