La medida venía siendo analizada en las últimas semanas por el Gobierno nacional junto a la petrolera, en función de un retraso del precio en surtidores estimado entre el 10% y el 12%, según marca y producto.

La situación que atravesaba la petrolera de mayoría accionaria estatal también era compartida por el resto de las compañías privadas, por lo que se descarta que durante las próximas horas empresas como Shell, Axion y Puma darán a conocer sus incrementos en porcentajes similares.

Esta decisión de incrementar los precios de los combustibles «se da en pos de avanzar con los objetivos de producción de la compañía teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país», reseñó la empresa en una comunicación a la prensa.

YPF aplicó «un aumento promedio de los combustibles a nivel país del 4,5 %», pero aclaró que ese incremento no será uniforme en todas las provincias sino que será diferencial y tendrá mayor peso en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), informaron anoche a Télam fuentes de la compañía.

De esta manera, se explicó que las naftas y las variedades de diesel tendrán un incremento porcentual mayor en la ciudad de Buenos Aires y partidos del conurbano que en el resto del país, para acortar las diferencias de valores que no tenían justificación operativa.

La empresa detalló, en ese sentido, que «la actualización de precios tendrá en esta oportunidad, como en el futuro, el objetivo de recomponer asimetrías históricas a nivel federal, recortando brechas entre la Capital Federal y el interior del país», se explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here