Se acerca el comienzo de las clases, y la compra de útiles escolares y elementos para los chicos significan un gran desembolso de dinero. Cuadernos, lápices, libros de lectura y ropa nueva son algunos de los artículos que suelen estar incluidos en la larga lista de compras. Para evitar endeudarse y que no sea imposible afrontar el gasto, es fundamental encontrar la manera de ahorrar e implementar algunos trucos. A continuación presentamos algunas ideas para que la vuelta al cole sea más accesible:

Ser organizados

En principio es importante organizar las compras. Para ello es fundamental revisar qué elementos del año anterior todavía sirven y en cuáles sí es necesario invertir. Lo ideal es realizar una lista con los materiales y útiles que ya están en casa y que puedan reutilizarse. Para lograr un mayor ahorro es importante realizar estas tareas con anticipación. Tomarse el tiempo de ver precios y compararlos ayudará a realizar compras más inteligentes, ya que el apuro de hacer todo a última hora provoca mayores  gastos.

Aprovechar ofertas y rebajas

Son varias las librerías que ofrecen promociones y descuentos en productos de temporadas anteriores o artículos de segunda mano. Es cuestión de estar atentos a sus lanzamientos y aprovecharlos. Aquellos artículos escolares más caros como mochilas o computadoras pueden conseguirse en el Hot Sale o en otros eventos de descuentos como el Cyber Monday, donde las tiendas online tienen precios accesibles.

Consultar con otros padres

Armar grupos de consulta con otros padres suele ser una gran opción, sobre todo cuando se tiene poco tiempo. Intercambiar información, repartir tareas y unir fuerzas puede ser una buena manera de ahorrar dinero. Son varios los supermercados y negocios que venden productos escolares al por mayor. Sin dudas reunirse con otros padres y hacer las compras en conjunto hará reducir los costos considerablemente.

Comprar el uniforme en talles más grandes

Los chicos crecen constantemente, y si se compran los uniformes en el talle justo, lo más probable es que con el tiempo queden sin uso y se tengan que volver a comprar  mitad de año. Lo mejor es elegir un talle más grande para que puedan usarlo más tiempo y así amortiguar el gasto.

Comprar lo necesario para el primer trimestre

Tal vez el presupuesto no alcanza para desembolsar tanto dinero en el inicio de las clases. En ese caso se puede hacer una compra moderada al comienzo, y a mediados de año chequear si es necesario realizar una nueva inversión aprovechando promociones y ofertas de invierno.

Libros escolares

Los libros son uno de los mayores gastos al momento de comprar útiles escolares. Lo ideal es chequear si se pueden heredar de hermanos, primos o amigos mayores. También se pueden adquirir libros de segunda mano o buscar librerías más económicas. Otra opción es averiguar si existen bibliotecas donde permitan fotocopiarlos o usarlos durante un tiempo determinado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here