El presidente Alberto Fernández afirmó que enviará al Congreso «una ley que termine con la penalización del aborto y que permita la atención de cualquier aborto en los centros de salud pública», al responder preguntas de estudiantes del Instituto de Estudios Políticos de París, donde brindó una conferencia magistral, en el marco de su gira por Europa.

«En la Argentina el aborto es un delito. Es un extraño delito porque casi nunca se condena a una mujer por aborto. Pero sabemos que los abortos existen», dijo, y agregó: «¿Cuál es el problema de exista un delito de aborto? El problema es que todo aborto se vuelve clandestino y, en la clandestinidad, el riesgo de vida y de salud de la mujer se potencia».

Según dijo Fernández: «El problema es más agudo según la clase social de quién practica el aborto. Si es de una clase social alta, seguramente practicará el aborto en un centro de salud adecuado, con condiciones de asepsia adecuadas y el certificado médico dirá que tuvo un aborto espontáneo. Su salud estará absolutamente garantizada. Pero si estamos ante la presencia de una mujer sin recursos, toda su vida corre peligro».

Deuda externa

El presidente Alberto Fernández, se reunió este miércoles en el Palacio del Elíseo de París con su homólogo de Francia, Emmanuel Macron​, después de sostener un encuentro con empresarios franceses.

Durante la rueda de prensa, Macron dijo a Fernández que «Francia lo acompañará y se movilizará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a la Argentina al camino del crecimiento y a una deuda sostenible» y le expresó todo su apoyo.

Por su parte, Fernández agradeció el gesto: «Me da una enorme alegría que antes de que empecemos a hablarlo, usted exprese su apoyo ante el FMI. Para nosotros es muy importante. Resolver el tema de la deuda es una condición necesaria para poder crecer. Y el FMI tiene que escucharnos».

Fernández dijo que Francia es un inversor muy importante en Argentina, pues las empresas, aún en «los peores momentos de la economía argentina», han persistido.

El mandatario argentino también se catalogó como un «europeísta y eso tiene que ver directamente con la historia que tenemos en Argentina; nuestra sociedad se formó de gente que bajaba de los barcos que llegaban de Europa» y, por eso, expresó su alegría de estar en tierras francesas.

Habló, además, de sus proyectos sobre medio ambiente y de la integración de las mujeres en la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here