Vitivinicultura entrerriana: Ya son más de 70 los viñedos de la “renaciente” actividad

0

Entre Ríos.- La provincia lanzó un censo para determinar la cantidad y las características de las  explotaciones vitivinícolas que tiene Entre Ríos,  operativo que cuenta con el apoyo del gobierno entrerriano y el Consejo Federal de Inversiones.

Al respecto Fernando Caviglia, Secretario de Comercio de la provincia, sostuvo que es una actividad que ha experimentado un franco crecimiento. Haciendo un poco de historia, recordó que Entre Ríos tenía una producción importante en el siglo XIX hasta que en 1934 fue prohibida en esta provincia la fabricación y comercialización de vinos (ver aparte) y solamente estaban  permitidas las explotaciones  en la zona de Cuyo. Después de 1993 –durante la gestión de Carlos Menem-, se desregula la producción de vinos y  comenzaron a crecer las explotaciones y en el 2015 en  nuestra provincia,  en base a un  censo que realizó la Facultad de Agronomía de UNL, ya había 43 viñedos en producción. Este antecedente explica el título de esta nota al referirnos a un renacimiento después de 60 años de haber sido eliminadas por soldados desde la primera a la última planta existente en suelo entrerriano.

Ante esta realidad, desde la cartera de Producción decidieron organizar a fines del año pasado la Expo Vino en el cine Mayo de Paraná, bajo la denominación de “Entre Ríos entre viñas”. Participaron 18 viñedos con más de 18 etiquetas de vino entrerriano, estuvieron invitados periodistas especializados en gastronomía, además de restaurantes y hoteles para que incorporen en sus cartas vinos de la provincia. También contaron con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones (CFI), los técnicos –de este organismo- que visitaron la muestra y propusieron elaborar un plan de desarrollo estratégico,  inclusive aportar créditos blandos para el desarrollo de la actividad.

Por otra parte pusieron énfasis en la capacitación, tal fue así que  está  terminando un curso para formar enólogos entrerrianos, porque los que asesoran en nuestra zona son mayormente de la República Oriental del Uruguay. Además cuentan con el apoyo del INTA, el INTI y la UADER. “Se ha generado un marco importante, por eso lanzamos el censo y en forma empírica podemos adelantar que son más de 70 los viñedos en producción en el territorio provincial”, sostuvo Caviglia.

Comercialización

En diálogo con Paralelo 32, Caviglia explicó que también se estudian todas las alternativas de comercialización y ha surgido una alianza estratégica entre el turismo y la producción de vinos que han denominado “Eno-Turimo”. Agregó que muy poca gente sabe que nuestra provincia tiene un desarrollo enológico incipiente, por tal motivo han organizado en estos lugares  visitas guiadas a viñedos para turistas  que llegan desde otras latitudes, inclusive extranjeros, donde pueden hacer cata de vinos. Esto representa la  posibilidad de venta directa y la promoción para que se pueda pedir en restaurantes o supermercados. “Está ocurriendo en distintos centros turísticos de la provincia que han incorporado en las cartas, vinos entrerrianos”, señaló.

También está conformada la Asociación de Vitivinicultores de Entre Ríos, que les ha permitido organizarse, además desde el Estado están apoyando estos organismos porque es fundamental lograr una alianza con los empresarios para trabajar en conjunto.

Viñedos victorienses

El Ing. Raúl Brasesco de INTA Victoria, explicó que actualmente hay unos 10 productores con vides de distinta extensión que van  desde las 200 plantas hasta las 4.000 o 5.000, la mayoría está fabricando vinos a partir de su propia uva.

Se formó además un Grupo Cambio Rural con 11 productores (3 por fuera de nuestro departamento) con un proyecto de desarrollo y ha contratado un enólogo, quien aportará experiencia en cuanto al manejo de las plantaciones y el proceso de vinificación.

Con respecto a la sanidad de los viñedos en general, no tienen problemas importantes, pero los que se detectan están ligados a la humedad propia de nuestra zona, que favorecen la proliferación de hongos que atacan a la especie. Por tal motivo están indicando que al momento de las implantaciones elijan las variedades más precoces, de ciclo corto, para no ingresar en el otoño lluvioso propio de la región. Hay productores que hacen cultivo ecológico, no orgánico, porque para esto es necesario certificación.

En diálogo con Paralelo 32, comentó que a través de un programa de Nación lograron acceder a tecnología para el proceso de vinificación, esta estructura está disponible se presta en base a turnos que solicitan los productores, pero últimamente la mayoría está tecnificando y disponen de maquinarias y demás elementos necesarios para  fabricar vino.

También Brassesco, coincidió con Caviglia que está dando buenos resultados la asociación del turismo con los viñedos, con visitas guiadas, cata de vinos y venta de productos.

Las variedades que funcionan mejor en nuestra zona y se han adaptado son tres, Marcelan, Merlot,  Chardonnay (blanco). “Son todas de ciclo corto, precoces, dan muy buena uva, de todas maneras hay otros tipos que van probando los vitivinicultores, como el Malbec”

También en nuestra localidad se creó una tecnicatura vinculada con la actividad, que se dictó en la Escuela Técnica en coordinación con la Dirección Departamental de Escuelas,  con muy buena repercusión. Participaron Cambio Rural, Rubén Tealdi (productor) y el INTA local.

Según  Brassesco, a través de los años se ha logrado una buena calidad que se mantiene estable, lo que genera expectativas a futuro para las producciones locales.

El presidente Justó prohibió la vitivinicultura fuera de Cuyo

En 1910 Entre Ríos tenía 4.874 hectáreas cultivadas con vid; una cifra que superaba a la superficie sembrada con trigo. Por esa época, era la cuarta provincia vitivinícola del país y unas 30 bodegas elaboraban Malbec, Cabernet Sauvignon, Tannat, Pinot Blanc y Semillón. Pero todo debió desmantelarse en 1934, cuando una ley limitó la comercialización de vino a ciertas regiones del país. El caso mesopotámico es solo un ejemplo de lo que sucedió con muchas otras zonas productoras, en nuestra provincia destruyeron viñedos e inclusive obligaron a tirar los vinos almacenados en depósito.

Fue el entonces presidente de la Nación, Agustín P. Justo (paradójicamente, un hombre nacido en Entre Ríos -Concepción del Uruguay), quien impulsó la ley nacional de vinos ( N°12.137), que prohibió toda comercialización del vino procedente de cualquier región que no fuera Cuyo y las provincias cordilleranas del norte. El espíritu de la ley nacional de vinos era preservar la zona cuyana para la producción vitivinícola, ya que en esas tierras no crecía trigo ni había pasturas para el ganado. Parecía una conclusión lógica, pero no se tuvo en cuenta que de ese modo se daba un duro golpe a otras provincias, sostuvo el sommelier Jose Iuliano en declaraciones a La Nación. Agregó que la producción crece y se fortalece si avanza la vitivinicultura en más  provincias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here