Así se veía el escurrimiento del agua en la tarde de este lunes 12 de noviembre, en Ezpeleta y Passo, en la ciudad de Victoria. Un arroyo incontenible que va tomando velocidad a medida que baja la cuesta. Felizmente ya ha comenzado la obra de entubamiento de calle Ezpeleta y numerosos trabajos complementarios. Ojalá las próximas precipitaciones extraordinarias como la de estos días, permitan el año próximo mostrar una imagen de normalidad.

(Imágenes tomadas por Gervasio Carlos Villa Romero)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here