Victoria está en la zona más vulnerable de la provincia en relación a la escasez de lluvia

0

Victoria.- Las escasas precipitaciones en el Departamento Victoria son preocupantes. Además de la cuestión agrícola, a nuestra situación hay que sumarle la bajante del río y los incendios en islas. Es decir, la lluvia falta en un momento en el que es sumamente necesaria por un contexto general y particular.

Los datos

Según datos aportados por la Sociedad Rural Victoria a Paralelo 32,  se confirma la extrema escasez de precipitaciones en nuestra región. De buenas a primeras, los datos indican que agosto fue el mes que menos lluvia registró, con solo 3 milímetros registrados el domingo 23; y abril fue el mes que más lluvia registró, con 167 milímetros, registrados entre el miércoles 1º (62 mm), el lunes 13 (9 milímetros) y el martes 28 (96 milímetros).

Completando el calendario, digamos que en enero llovió 87 milímetros; en febrero, 21 milímetros; después, en marzo las precipitaciones fueron de 89 milímetros; y en abril, como se dijo, de 167 milímetros. A partir de entonces, en mayo la lluvia fue de apenas 9 milímetros; en junio, de 42 milímetros; en julio las precipitaciones fueron de 6 milímetros; en agosto, de 3; y en lo que va de septiembre el miércoles 2 se registró una lluvia de 43 milímetros. En total, en lo que va del año solo cayeron 467 milímetros.

La lectura de los datos

El meteorólogo Lic. Germán Heinzenknecht, de la Consultora de Climatología Aplicada (CCA), hoy por hoy una de las voces más escuchadas del país en esta materia, comparó: “El año pasado, a esta altura, ya se veía que las precipitaciones se empezaban a mostrar deficientes. O sea que la primavera del año pasado ya fue complicada y hubo una mejora entre mediados de diciembre y finales de enero. En ese momento, cuando el maíz necesitaba mucha agua, llovió muy bien. Por eso no se notó, porque hubo una buena producción de maíz en la zona ya que llovió muy bien en ese momento”.

Sin embargo, señaló: “Si vos hacés el recorrido desde septiembre del año pasado a septiembre del actual, te das cuenta que la lluvia es muy deficitaria. Estamos al 50 o 60 por ciento de la oferta de agua normal”.

“El problema no es solamente Victoria, se trata de un problema de gran escala. Si bien hay zonas donde puede haber un nivel de reserva un poco más favorable, si vas a Santa Fe y a medida que vas hacia el oeste, hacia Córdoba, la situación es mucho más compleja. En general, en el este de Entre Ríos están bastante mejor. Particularmente la zona más vulnerable de la provincia en todo el año ha sido el del sudoeste: Diamante, Victoria, sur de Nogoyá y centro sur del departamento de Paraná.

Otra de las cuestiones que indicó el meteorólogo es que hubo “parches” de lluvia que, por ejemplo, salvaron el maíz e hizo que la situación no parezca tan grave. Según su análisis, estos parches continuarán en el año. “En términos de tendencia, el recorrido del año será con muchas irregularidades tanto espacial como temporalmente. Seguramente habrá parches oportunos de lluvia, de 25, 30 milímetros”, sostuvo.

“A partir de octubre se entra en un mes en que el valor estadístico de lluvia para Victoria está en el orden de los 100, 130 milímetros. Ese escenario es el que se ve difícil de completar”, indicó. Por último, Heinzenknecht dijo que seguramente continuemos con valores de precipitaciones por debajo de lo normal. “A este escenario ya instalado hay que sumarle el evento de La Niña. Si bien no es una Niña que puede condicionar demasiado, siempre suma negativamente. En definitiva, la zona de Victoria es la zona más vulnerable de Entre Ríos en este momento. Aparte, la vulnerabilidad crece porque es una zona muy productiva. Octubre, noviembre y diciembre van a ser meses duros y habrá que ser muy conservador con la agricultura. Es posible que haya una mejora más marcada hacia enero o febrero”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here