La Plaza Sarmiento fue el escenario de una nueva ‘Fiesta de la Democracia’, en la que juraron las nuevas autoridades municipales. Esto fue durante la sesión extraordinaria del Concejo deliberante. En primer lugar, lo hizo el vicepresidente municipal Miguel Ángel Berns, seguidamente el intendente Darío Schneider, quien después tomó juramento a los nuevos funcionarios municipales que ocuparán las tres secretarías: Omar Molteni (de Gobierno y Ambiente); Hernán Jacob (de Economía, Hacienda y Producción) y Juan Diego Elsesser (de Servicios Públicos).

Schneider también agradeció la presencia de los diputados provinciales Esteban Vitor y Julián Maneiro. Además tuvo palabras alusivas a las gestiones realizadas por el senador Alfredo De Angeli. Durante el discurso resaltó el acompañamiento de su familia y el de la comunidad crespense “por este voto de confianza que me dan, que a su vez va dirigido a todo este equipo que va a gestionar durante los próximos cuatro años los destinos de esta ciudad”. Y destacó: “Créanme que no hay mayor honor para un ciudadano, que ser elegido por sus pares para dirigir los destinos de esta casa común que tenemos que es nuestra querida Ciudad de Crespo”.

Un repaso de los cuatro años

Durante su discurso, el intendente recordó el comienzo de la gestión en donde hubo “dificultades, pero poco a poco las fuimos superando. Pudimos recuperar la salud financiera del municipio, recomponer también la cadena de pagos con nuestros proveedores, poder realizar también algunas inversiones, pero sobre todo recuperar poco a poco la confianza del vecino en su municipio”. En este sentido, explicó que la clave fue establecer prioridades: “Para nosotros la salud siempre va a ser una prioridad, por eso, una de las primeras acciones fue crear el Servicio de Asistencia y Traslado en el 2016, para que todos puedan tener la posibilidad de llegar a tiempo a la atención en los centros de salud, y que nadie se quede tirado en la calle”.

En su relato, enumeró otros logros del “trabajo en equipo”. Afirmó que también son “una prioridad, y siempre lo serán para nosotros, los Espacios de Primera Infancia, los jardines maternales municipales”, entre los que se encuentran el Centro Comunitario Salustiano Minguillón, con 32 años de trabajo, prestando servicios sociales a la comunidad. Y los dos nuevos espacios de atención y acompañamiento a la familia crespense, puestos en marcha en esta gestión, porque “entendíamos también que esto deberíamos replicarlo en diferentes puntos de la ciudad, por eso creamos los jardines Barrilete de Colores en el Barrio San Miguel y Mi Nidito en Barrio Norte”.

Paralelamente, en 2016, “llevamos adelante las primeras gestiones para lograr el programa Hábitat del gobierno nacional, que en el presente nos permite tener en funcionamiento el Edificio NIDO, un espacio donde también llevamos adelante un servicio social importantísimo a toda la comunidad, en donde todos tienen la posibilidad de aprender, capacitarse, la oportunidad de encontrar un espacio de desarrollo de la familia y de desarrollo personal”. Asimismo agregó que “todo esto lo hacemos convencidos de que destinar recursos a estos espacios es apostar también, es invertir en el futuro, en el desarrollo de nuestra ciudad”.

Schneider también detalló que durante estos cuatro años se equipó el municipio, con la compra de motoniveladoras, retroexcavadoras, camiones y equipos de compactación. “Estos y otros equipos de bienes de capital que fuimos incorporando, nos permitió también desarrollar un importante y ambicioso plan de obra pública, de infraestructura”. En este sentido detalló la construcción del Anfiteatro del Lago, el Acceso Alfonsín, los pavimentos realizados por consorcios que lo hacemos en forma conjunta con nuestros vecinos, cordones cunetas, veredas, sendas peatonales, parques públicos, plazas, playones deportivos, recambio lumínicoy mejoras en todos los servicios públicos.

Asimismo, mencionó a los emprendedores de la ciudad. “Pudimos darles capacitaciones, cursos de formación, tener espacios de diálogo para compartir experiencias, organizando ferias para que ellos puedan mostrar su trabajo y también la evolución de cada uno de sus proyectos. Entendemos que esta es la esencia, el ADN de la ciudad que tenemos”.

Sin olvidar, la creación de áreas tan importantes, como la de la Mujer, Salud, Salud Animal, Oficina de Empleo y la de Estadística y la puesta en funcionamiento de las escuelas deportivas barriales.

Enumerando logros de la gestión, Darío Schneider resaltó el rescate del proyecto de repavimentación de la Ruta Nacional 131 y las futuras obras en el Acceso Illia, “algo que los crespenses esperamos durante 30 años”.

Finalmente, destacó el compromiso de su equipo de trabajo que lo acompañó durante toda esta gestión “a los concejales, a los colaboradores, a todo el personal municipal, y a todos ustedes los vecinos ciudadanos de crespo. Todos somos parte de este equipo, porque el gobierno somos todos, a mí me toca la responsabilidad de conducir, pero el gobierno somos todos y lo hacemos todos, durante cada día de la gestión”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here