Velázquez confirmó que la provincia comenzó a diseñar el esquema de inmunización contra el covid-19

0

“Nosotros trabajamos con mucha seriedad y mucha responsabilidad para informar con claridad a la población a partir de la compra de la vacuna que anunció el presidente Alberto Fernández. Las autoridades sanitarias nacionales están previendo la disponibilidad de la vacuna para fines del mes de diciembre o principios de enero y nosotros ya estamos trabajando con el Ministerio de Salud de la Nación para la campaña de vacunación”, adelantó el mandatario y destacó que «nuestra provincia cuenta con mucha experiencia profesional en campañas de vacunación exitosas, por ejemplo la de gripe».

Frente a ello, y ante la adquisición de dosis de vacunas contra el Coronavirus por parte del gobierno nacional, Bordet adelantó que «hoy estamos preparando los equipos para trabajar en todo el territorio de la provincia y lo haremos articuladamente con los municipios e informando paulatinamente como se va dando». También resaltó la necesidad de «no generar expectativas en una población que hoy de por si tiene mucha preocupación, que nos angustia a todos».

“Creo que en los primeros días de enero vamos a empezar a vacunar, con un esquema que será en fases. Por todas las negociaciones que se están haciendo y además esta decisión de adelantarse y firmar los contratos de estas futuras entregas para que Argentina esté primera cuando efectivamente se apruebe la vacuna de cualquiera de los laboratorios”, dijo la Ministra en diálogo con diario Uno.

Tras el anuncio de la gestión del presidente, Alberto Fernández, los ministros de Salud provinciales tomaron conocimiento de la decisión política de avanzar con un plan masivo de vacunación, que tendrá como prioridad a los grupos poblacionales de mayor vulnerabilidad. Según la ministra Velázquez ya se puso en marcha un plan rector que despierta “muchas expectativas, si bien sabíamos que el Gobierno argentino estaba trabajando con muchos laboratorios. Pero el advenimiento de un acuerdo comercial con el gobierno de Rusia y la vacuna primó en tres componentes: tiene que ver con los tiempos, con el volumen de dosis que se podían entregar y con el precio”.

Para la funcionaria provincial una de las claves en las tratativas entre los gobiernos “ha sido adelantarse en las firmas de contratos de futuras entregas, para que Argentina esté primera a la hora que se pruebe efectivamente la futura vacuna, ya sea de laboratorios privados, rusos o chinos”.

Precisamente el viernes -acotó la ministra- en el Consejo Federal de Salud donde participan las 24 jurisdicciones provinciales, se informó que en diciembre existe la posibilidad de que lleguen las primeras 12,5 millones de dosis de la vacuna rusa. Teniendo un panorama más claro, la provincia comenzó a diseñar un plan de vacunación de una importante magnitud que podría extenderse durante varios meses. Velázquez le puso fecha a ese objetivo sanitario que alienta expectativas ciertas de poder darle batalla a una pandemia que lleva ocho meses, cambiando para siempre los hábitos y formas de relacionarse. Será “una campaña distinta” en comparación a la inmunización contra la gripe, explicó la funcionaria. Por eso remarcó la importancia de tener en cuenta “el tema de la temperatura, así como también la logística del recurso humano. Después será importante cómo se organiza georreferencialmente a la provincia y la modalidad que tendrá el esquema de vacunación. Hay un primer bosquejo y se va a prever el lanzamiento del plan, y oficialmente se van a dar todas las pautas. Queremos ser cautos y prudentes porque todavía no está aprobada totalmente la fase 3 de la vacuna. Todas las vacunas han cumplimentando la fase 1 y la fase 2, que es la etapa de seguridad y lo que indica no tener efectos adversos. Pero la fase 3 es lo que avala que la vacuna es útil para prevenir el virus”.

Sobre las características que tendrá el plan, la titular de la cartera anticipó: “Hay que armar una propuesta con nuestra base de población nominalizada, entre los que se encuentra el personal de salud, las personas mayores de 65 años y las de 18 a 59 años con factores de riesgo. Dependemos de muchos componentes para poder cerrar la microplanificación, que vamos a ir cerrando de acuerdo a la tipología de la vacuna”.

Cuando llegue el momento de la inmunización, se deberá tener en cuenta que, por ejemplo, la vacuna rusa será de dos dosis, la segunda a los 21 días de la primera aplicación. Entre las estrategias a desplegar en el territorio cuando se vaya desplegando la campaña se está pensando en repetir el esquema de aplicación casa por casa, pero reforzando los equipos de salud con personal de las fuerzas de seguridad provinciales. “Quizás haya centros vacunatorios o algunos puntos focales que se están definiendo por estas horas. Estamos trabajando con un búnker de campaña”, describió a ese medio.

Para la primera fase de organización se están utilizando plataformas tecnológicas donde se tiene una base de datos de la población nominalizada, al igual que con padrones electorales para cruzar información además del Registro Nacional de las Personas (Renaper). “Se está trabajando con el sistema informático Nomivac (Registro Federal de Vacunación Nominalizado). Eso nos permite tener en mano, por sistema, el padrón de personas en función de la población objetivo. Al personal de salud lo tenemos nominalizado, lo mismo que el personal tomador de decisiones y a las personas mayores de 65 años, al igual que las personas de 18 a 59 años con factores de riesgo”, anticipó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here