El mismo día que tenía que volver a su hogar del servicio militar, Oscar Ismael Poltronieri, que entonces tenía 19 años, fue enviado a la Guerra de Malvinas.

Hoy luce con orgullo en su pecho la Cruz al Heroico Valor en Combate. Es el único civil de la historia argentina en haber recibido vivo esa distinción, además de otra del gobierno de Inglaterra.

Por años, lo abrumaron las necesidades económicas y el olvido. Ahora asegura que está bien, que le ayuda hablar en distintos lugares sobre lo que pasó y que tiene una asociación para reunir ropa y mercadería y llevarla a sitios donde se necesitan.

En el monte Dos Hermanas, cuando los soldados ingleses habían rodeado a su regimiento y el ataque les impedía la retirada, él decidió quedarse y cubrir a más de 100 compañeros. Lo hizo solo, enojado porque vio cómo moría un amigo, «Váyanse ustedes que tienen hijos, yo me quedo” gritó Oscar Ismael Poltronieri mientras disparaba su ametralladora impidiendo el avance de todo el dispositivo ofensivo británico desde las 6:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde.

Como no regresaba, lo dieron por muerto, pero volvió ileso. Cuando llegó a Puerto Argentino y vio la bandera blanca en el mástil y supo que habían muerto varios de sus compañeros, lloró.

En los colegios de nuestro país los alumnos no lo conocen, no saben quién es; por eso de la importancia de contar la historia, narrar los acontecimientos, hechos, junto a sus personajes , los verdaderos protagonistas; sabiendo que al contar y compartirlo colaboramos con el maravilloso proceso de construcción de la memoria y el honor de un pueblo, de una «Nación Argentina» y su transmisión a las generaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here