Valentín y una historia que no debemos olvidar

1

Crespo- Pasaron años. Allá por 2016 fuimos conociendo a través de Paralelo 32 la historia de Valentín Vergara, quien estuvo internado por una mielitis aguda transversa en el Hospital San Roque de Paraná desde el 21 de septiembre de 2016, durante muchos meses, hasta que finalmente lograron que pudiera trasladarse a una casa en Crespo, especialmente preparada y acondicionada para poder recibirlo.

Ya en ese momento Sabina Feresín, mamá de Valentín, nos contaba que el niño requería del uso de respirador artificial y que durante toda su vida requeriría cuidados especiales. La vivienda que habitaron en primera instancia fue alquilada por el Ministerio de Salud Pública, según el acuerdo homologado ante la jueza de Familia en ese momento. El organismo provincial se encargó además de hacer refacciones para garantizar las condiciones de salubridad que requería el menor a fin de abandonar su internación en terapia intensiva y continuar su vida con una internación domiciliaria, acompañado de asistencia permanente de profesionales.  

El servicio estaba y está a cargo de Home Care, empresa especializada en el alquiler de equipamiento y atención profesional interdisciplinaria al paciente, en su domicilio, como lo requiere el cuadro que afecta al pequeño.

En ese momento, superada la adaptación al respirador artificial portátil que le proveyó la empresa de salud, Valentín fue habilitado por los profesionales del San Roque al traslado a Crespo para continuar sus días en su ciudad. En principio aspiraron a la casa propia, pero no se pudo dar el sueño por razones económicas. Hoy Sabi vive con Valen en la casa de sus papás.

Su vida hoy

Valentín tiene mielitis transversa aguda, parálisis parcial del lado izquierdo del tórax y en brazos, tiene hecha una traqueotomía, recibe medicación pero hoy ya ingiere los alimentos sólidos procesados en su totalidad, por su cuenta. Su mamá contó a Paralelo 32 que “No mueve los brazos. Escribe y dibuja todo con los pies”.

El cole

En lo escolar, el pequeño lleva una vida normal, cursando en la Escuela Nº 105 Patria Libre «Va a 2º Grado de la Escuela 105, su cabeza, hablando de la parte mental, quedó bien, no hubo problemas por suerte. Lee, va a la misma institución desde el jardín y con adelantos que nos ponen contentos. Lo ayuda mucho ir a la escuela, los compañeros lo cuidan, lo quieren, lo mismo su ‘seño’ Andrea. Si va en sillón de ruedas lo pasean, están con él desde el jardín y todos se adaptaron, los compañeros a él y él a sus compañeros».

“Respirador solo utiliza para dormir, porque –me explicaban los médicos– es como que su cabeza ‘se desconecta’ en esas horas, y entonces necesita esa ayuda externa para poder descansar tranquilo. Otro problema que tenemos es que los órganos se le están subiendo al tórax. Tenemos muchos profesionales ayudándolo con cuidados paliativos, tanto en lo neurológico como kinesiológico, fonoudiología y terapista”, agregó la mamá.

“Queremos darle calidad de vida, sabiendo de todas formas que el problema es grande, porque ya tiene desviación de columna, por ejemplo. Se hablaba de operarlo de diafragma primero y columna después, pero quisiera ver primero la posibilidad de que se acomode mejor su columna, para que ya tenga una posición mejor. Él no puede sostener su cabeza derecha, por ejemplo; se le cae; pero todo es parte del mismo proceso. Estas operaciones lo pueden ayudar a vivir mejor, no normal, pero mejor, y apostamos a eso”, dijo.

Los que quieran colaborar de una u otra forma con la familia de Valentín, pueden comunicarse al WhatsApp 3435239346.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here