(Guillermo H. Espinosa – Para Paralelo 32) El pasado domingo 10 de mayo fue publicada la nueva edición del “vademecum” impositivo realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal. El centro de estudios, que encabeza el economista Nadin Argañaraz, relevó  la maraña de la que se sirven los tres niveles del Estado argentino para asfixiar a los contribuyentes. Del análisis de toda la legislación tributaria para 2020 se identificó la existencia de 165 diferentes tributos en nuestro país, entre nacionales, provinciales y municipales.

La lista de 165 tributos surge de sumar 41 impuestos nacionales, 39 provinciales y 85 municipales disfrazados de diversos tipos de impuestos, “tasas”, “contribuciones” y “derechos” de dudosa contraprestación. Una de las últimas y más importantes incorporaciones fue la creación del “Impuesto PAIS” del 30% para la adquisición de dólares o cualquier otra moneda extranjera y próximamente habrá que incluir también el “Impuesto a las Grandes Fortunas”, aunque algunos se esfuercen en explicar que no es un impuesto al ser cobrado por única vez, según dicen.

Importancia relativa de los tributos

No solamente importa cuántos hay, sino también cuánto recaudan. Más allá de la alta cantidad de tributos identificados en las diferentes normativas, la recaudación efectiva en nuestro país se encuentra concentrada en muy pocos impuestos.

De los 41 impuestos «nacionales»  9 de ellos están entre los 11 que explican el 90% de la «torta» recaudatoria de los 3 niveles del Estado.

Según el informe, el IVA, los Aportes a la Seguridad Social, las Contribuciones a la Seguridad Social, el impuesto a las Ganancias de personas humanas, a las Ganancias de sociedades y el impuesto provincial a los Ingresos Brutos explican el 70% de la recaudación tributaria consolidada de Argentina. Y si a esos 6 tributos se le agregan los Derechos de Exportación, los de Importación, el Impuesto al Cheque, el impuesto sobre los Combustibles y la Tasa de Seguridad e Higiene Municipal (la preferida de los intendentes), se llega que 11 tributos explican el 90% de la recaudación de los 3 niveles de gobierno. Los 154 restantes expresan el 10% del total, a un promedio de 0,064% de aporte cada uno.

Distribución y Coparticipación

De los 11 tributos que completan el 90% de la recaudación total, 9 son nacionales. A través de un intrincado esquema de coparticipación, leyes y acuerdos modificatorios de las mismas leyes, su producido se distribuye entre la Nación (el Tesoro y la Anses) las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las provincias, mediante sus propios laberintos, distribuyen a sus Municipios y Comunas los fondos que les ingresan por coparticipación nacional y los impuestos provinciales, básicamente Ingresos Brutos, el segundo impuesto que más recauda del país. En definitiva, $90 de cada $100 de la recaudación consolidada en nuestro país se distribuyen automáticamente recibiendo el Tesoro Nacional $24, ANSES $27, Provincias y CABA $31 y los Municipios $8.

Provincias

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene más tributos que las provincias, por ser un distrito “provincial” y “municipal” a la vez. Todas las provincias coinciden en el cobro del impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB), de Sellos y diferentes tasas sobre Servicios Administrativos, judiciales y otras específicas. Cada provincia cobra 8 tributos en promedio, las provincias que más tributos cobran son San Juan, Tierra del Fuego y Tucumán (10 cada una) y la que menos Chubut (5)

Municipales

El estudio analiza luego los tributos vigentes en las 23 capitales de provincia, que cobran por si mismas poco más de la mitad de las diferentes cargas existentes.

Hay allí una gran variedad de situaciones, dependiendo de la creatividad de intendentes y ediles. Sólo 4 de los tributos relevados son comunes a todos los municipios; se trata de la “Tasa de Servicios Generales” (conocida como tasa inmobiliaria), la de “Inspección, Seguridad e Higiene”,  “Registro de Conductor” y  “Cementerio”.

Otras tasas de cobro generalizado son la de “Ocupación y Uso del Espacio Público”,  la de “Habilitación de Comercio e Industria”, “Publicidad y Propaganda”, “Espectáculos Públicos”, “De Construcción” y todo un abanico de tasas por servicios varios, servicios especiales de limpieza e higiene, instalación de antenas, permisos de juegos de azar, etc.

En promedio, cada municipio Capital de Provincia cobra 20 “Tasas”, “Derechos” o “Contribuciones” sobre los más variados hechos imponibles.

Propuesta del IARAF de simplificación tributaria

En el informe se presentó el listado de los 165 tributos existentes actualmente en nuestro país, recolectados por los tres niveles de gobierno. Claramente, la cantidad luce excesiva, teniendo en cuenta que los primeros 11 tributos aportan el 90% de la recaudación que se reparte entre las distintas jurisdicciones. A partir de esta premisa y sin analizar el mérito de los tributos más rendidores –dice- “resulta evidente que la reducción en la cantidad de instrumentos sería posible con un costo relativamente bajo en términos de recaudación, sobre todo en comparación con el beneficio en términos de eficiencia, simplificación para el contribuyente y reducción en las posibilidades de corrupción y captura de rentas a las que dan lugar habitualmente los tributos demasiado específicos”.

En resumen, el fin de la propuesta es visibilizar la gran cantidad de tributos peculiares que complejizan la estructura tributaria nacional e introducen distorsiones, costos administrativos y transaccionales sin generar un aporte significativo en la recaudación.

 

(Fuente: www. Iaraf.org /Informes Tributarios – Vademecum Tributario)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here