Victoria.- La Municipalidad de Victoria, ante los potenciales problemas que genera la bajante del río Paraná, está realizando gestiones para disponer de una draga en las islas, que permitiría limpiar zonas de los humedales para lograr que el agua llegue a la costa (riacho Victoria) donde se encuentra la toma que abastece a la ciudad..

El Intendente Domingo Maiocco –consultado por Paralelo 32– comentó que son tres las alternativas existentes. Se pensó en principio en la compra de una draga chica, aunque se debe evaluar todo lo que representa la infraestructura que necesita para operar. También están en contacto con una empresa que se dedica a esta actividad, la misma estaría evaluando el tipo de trabajo y los posibles cortes a realizar, para presentar una cotización a la comuna.

La tercera opción contempla la derivación de una draga de la Dirección de Hidráulica (ver foto), que también fue gestionada por el senador Gastón Bagnat. Al respecto Maiocco comentó que tuvo una charla con autoridades de la provincia por este motivo. En principio habría que trasladarla desde el río Paraná hasta nuestras islas, lo que representa un gasto importante, pero además el municipio tiene que asumir el costo operativo (combustible y viáticos, entre otros). Por el tipo de embarcación, no trabaja sola y debe contar con el apoyo de otro barco para poder realizar el trabajo, lo  que incrementa aún más los costos para la comuna. 

Comentaba el titular del Ejecutivo que, haciendo números, habría que evaluar cada posibilidad, porque esta última representa una importante erogación para las arcas locales y en el caso de acordar con  una empresa, solamente cuenta un monto determinado en el marco de un contrato que deben cumplir ambas partes. Además, en este último caso, los riesgos corren por cuenta de la firma contratista.

También trascendió que desde el área de Obras Públicas recorrieron distintos sectores de las islas para identificar cursos de agua que podrían –con el auxilio de máquinas viales que dispone el municipio- realizar alguna tarea que permita conectar con los cursos de agua de vuelcan en el riacho Victoria. Como se hizo en la zona de la Laguna Grande y el Paranacito. Llegaron a  zonas bastante alejadas hasta el límite con Diamante y comprobaron que solamente con el auxilio de una draga se podría resolver el problema.

Cabe recordar que cuando se realizaron los trabajos de hidráulica en la Laguna Grande, lograron derivar gran parte de un curso de agua que volcaba hacia el Paranacito, logrando mantener el nivel de las marcas hidrométricas en las peores etapas de la bajante de la cuenca del Paraná, por encima de 1 metro en el puerto local. En la última semana se mantiene en los 86 centímetros, un nivel que permite trabajar a las bombas en el pozo de toma, para la provisión de agua potable.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here