Una vez más la Virgen del Carmen saldrá de su Basílica

0

Nogoyá.- Llega el frio y con él se huele el humo de las estufas o de comidas típicas para esta época del año. Claro, eso para cualquier ciudad del hemisferio sur que se enfría en este tiempo, pero en Nogoyá también se huele a julio. Es un aroma difícil de describir y se siente con el corazón.

Miramos el almanaque pensando en cuánto falta para el 16, y a pesar de que en el calendario aparece doce veces ese número, sabemos muy bien que al decir ‘el 16’ hacemos referencia al mes de julio. Es como un punto de inflexión en el año nogoyasero.

Por quince días nos olvidamos de que hace frío, o si nos podemos enfermar, los viejos se emponchan y a los gurises los arropamos al punto de dejarlos casi inmóviles, nada, ni el clima nos detiene para el cumplimiento del rito, de esta ancestral costumbre de “cumplir con la Virgen”.

Hasta podríamos definirnos como hipócritas, porque el resto del año ese respeto y compromiso hacia la patrona no se vivencia, pero ¿cómo cuestionar una costumbre de antaño? Cómo perdernos la oportunidad como padres de hacer vivir a nuestros hijos lo que nuestros padres nos hicieron vivir a nosotros, y ellos a su vez motivados y contentos porque el legado de los abuelos hacia su Nogoyá y la Virgen del Carmen siguen intactos.

En tiempos normales, sin pandemia claro, la ciudad revivía al anochecer. Para los más devotos, el día contaba con un nuevo compromiso que era el de asistir a la novena en la Basílica, pero también para aquellos que no profesan la religión católica, había numerosas actividades culturales para rendir homenaje a la ciudad en un nuevo aniversario, porque esta es una fiesta cívico-religiosa, el día de la Patrona coincide con la fecha fundacional de la ciudad.

La pandemia se ha llevado mucho y nos hizo perder otro tanto, pero la fe de un pueblo se mostró desafiante y fortalecida el 16 de julio de 2020, cuando la fiesta patronal se adaptó y, a la inversa de lo que sucedía siempre, fue la imagen histórica de la Virgen del Carmen la que salió a buscar a sus fieles. No hay registro o archivo que hable de una Plaza Libertad desierta un 16 de julio, salvo en 2020, cuando cada creyente, cada uno desde la puerta de su casa o de la esquina más cercana, salió a saludar a la madre y patrona.

Este año está a las claras que la postal será exactamente igual. Las autoridades y la feligresía ya tienen organizado un cronograma de actividades especiales para el 16 de julio, donde está prevista la recorrida de la Virgen del Carmen por distintos puntos de la ciudad.

“Comenzamos a palpitarlo de una manera muy particular, el año pasado pedimos por una esperanza, y no sé si la esperanza era volver a la normalidad, en una de esas la esperanza eran las vacunas”, definió Jhonny Villaruel al anticipar en FM Zurich como palpita este nuevo aniversario en su oficio de conductor y poniendo en valor el plan rector de vacunación para el Covid-19.

“Me emocioné mucho al vacunarme, porque muchos aprendimos a valorar la vida, quizás esa sea la tónica que tengamos que darle a la visita de la virgen del Carmen el próximo 16, el valor de la vida, cuánto vale vivir. Aprendimos a valorar el hecho de respirar, debemos aferrarnos a eso. En Nogoyá se está vacunando de manera muy avanzada, en otros lugares no se ha realizado como se hace acá”, reconoció. “Imaginate lo que representa para mí que la Virgen pase por la puerta de mi casa, es como que te diga “¿te pasa algo? ¿Que necesitas?”. Ella lo sabe todo, por más velo que le pongamos a nuestro dolor. Hay que creer o reventar” reflexionó el veterano conductor radial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here