Racedo- Milagros, la nena de 11 años que vive en General Racedo y nació con atresia de esófago, una malformación congénita por la que el esófago no se desarrolla apropiadamente y provoca un trastorno del aparato digestivo, debe utilizar de manera permanente su mochila de oxígeno para poder respirar y una sonda gástrica por la que está obligada a alimentarse con una leche especial. Sin embargo, sus padres, Javier Martínez y Soledad Verdún, procuran que nada la limite para realizar las actividades que le generan alegría.

Oportunamente en Paralelo 32 dimos cuenta de cómo la pequeña pudo brillar bailando en el escenario del Teatro 3 de Febrero con el grupo de danzas folclóricas Presagios de mi Tierra, al interpretar el tema Manuelita la Tortuga, de María Elena Walsh. Su mamá, Soledad, fue la encargada de confeccionarle un traje con caparazón y todo, y de forrar la mochila de oxígeno como si fuese la valija del personaje, con el que más tarde siguió participando en otros festivales.

Ahora, gracias al gesto generoso y solidario de Fernando Prediger, un vecino de Crespo, pudo cumplir un nuevo sueño: andar en bicicleta. El hombre la sorprendió llevándole de regalo una tricicleta, que es lo que en realidad necesitaba para poder salir a pedalear, sin tener que dejar los artefactos a los que debe estar conectada.

Javier Martínez, papá de Milagros, contó a Paralelo 32 que, “La bicicleta era un regalo que ella pedía para Navidad o para Reyes, porque todas sus compañeras salían a pedalear y ella no podía, y la verdad es que no podíamos conseguir una como la que necesitaba. Entonces la familia de Nelson Unrrein, de Aldea María Luisa, cuyos hijos bailan también en el grupo Presagios de mi Tierra, hicieron el contacto con Fernando Prediger, que es una persona que muchas veces dispone de su camión para llevar donaciones al Chaco, y él fue quien le regaló a Mili esta tricicleta, que tiene un compartimento atrás para que pueda transportar la mochila de oxígeno y la bomba de alimentación”, explicó.

Recordó que “Habíamos preguntado en redes sociales por las posibilidades de conseguir una bicicleta adaptada a las condiciones de Mili, y surgió este acto solidario que nos puso muy contentos a todos. Se dio todo muy rápido, el jueves 10 de enero llegaron acá Unrrein y Prediger con la tricicleta, que generó mucha alegría para nuestra hija”.

Aprovechar el tiempo de vacaciones

Milagros posó feliz para las fotos que sus seres queridos compartieron en las redes sociales para agradecer públicamente el obsequio. Así, aprovecha las vacaciones para salir de paseo con sus amigas o su familia, transitando su niñez con alegría, entre juegos y afectos que la ayudan a sobrellevar cualquier adversidad.

Cabe recordar que ya fue operada 42 veces –la primera fue a los tres meses de edad– y su familia está esperanzada en que en un futuro una nueva cirugía la ayude a dejar definitivamente la sonda gástrica por la que está obligada a alimentarse con una leche especial y abandonar por fin su mochila de oxígeno, ya que también padece una fibrosis pulmonar como consecuencia de su misma dolencia.

Mientras tanto, continúa su tratamiento en el Hospital Garrahan de Buenos Aires. “Ahora tenemos que esperar un nuevo turno en el Garrahan, para seguir evaluando la parte gástrica. Antes de fin de año, en los últimos contactos médicos que tuvimos, los especialistas plantearon que no era momento de pensar en una cirugía o de tomar decisiones fuertes o drásticas, porque no sería bueno para ella. Quieren esperar a que crezca un poco más, porque hay muchos cambios físicos que se están generando en Milagros, lógicos de la edad. Nosotros como familia la notamos un poco cansada, agotada, pero esperamos, aceptamos y acompañamos las decisiones médicas, esperando las mejores opciones que puedan aparecer”, dijo Javier a un cronista de nuestra redacción.

Buscando oportunidades

Lo económico, mientras tanto, sigue siendo un condicionante para la familia. “Laboralmente voy haciendo changas cuando aparecen –dijo el papá de Milagros- por ejemplo estuve en una panadería de María Luisa hasta diciembre, por las fiestas, pero ahora estoy buscando trabajo otra vez. Estoy dispuesto a trabajar de lo que salga, porque lo necesito”, reconoció.  Los interesados en contactarse con Javier Martínez pueden comunicarse al teléfono 154710631.

Mientras tanto Soledad, la madre de la nena, que pasó ahora a 6º Grado de la Escuela Nº 11 Almafuerte de Racedo y es escolta de la Bandera Nacional, había sintetizado el gesto solidario en su muro de Facebook, asegurando: “Lo único imposible es aquello que no intentas”. En el posteo, agregó: “Muchas gracias Fernando Prediger por la tricicleta para Mili. Es un sueño cumplido para ella poder andar en bici”.

Pronto recibió los saludos y buenos deseos de mucha gente que comparte y se emociona con los progresos de Milagros, y cuando hace falta tiende una mano para ayudar a que pueda salir adelante, rodeada del cariño de sus padres, sus hermanos Ayrton y Tiziana, y el resto de su familia y sus allegados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here