Alternativa Evolutiva es el nombre bajo el cual se presenta no un concepto, sino más bien es la generación de contenidos que acercan a las personas a conceptos que sean relevantes para la salud de todos; es un espacio por medio del cual Mariana Folmer comparte en redes sociales y en podcast, sobre salud funcional o evolutiva. En diálogo con Paralelo 32 podcasts, Mariana comentó que “la salud funcional o salud evolutiva es una corriente bastante moderna de la medicina que tiene varios años de implementación en Europa y Estados Unidos; y en Argentina no hace tanto tiempo que se escucha hablar del tema siendo pocos los profesionales que la aplican”.

En una búsqueda personal, donde en la medicina y nutrición tradicional no encontraba las respuestas necesarias para sí, Mariana comenzó a estudiar sobre el tema interiorizándose sobre esta rama de la medicina que “ve las enfermedades y patologías modernas como adaptaciones al ambiente moderno en el que vivimos, no como problemas o disfunciones, sino como adaptaciones que nuestro organismo ha hecho para poder sobrevivir en el estímulo y el entorno artificial, de ruidos, con ausencias de ciclos naturales como por ejemplo los de luz y oscuridad; o la estacionalidad constante en la que desarrollamos nuestras actividades acondicionando las temperaturas con aire acondicionado o calefactores; lo que conlleva a que generemos estímulos que muchas veces son excesivos o deficitarios a nuestro entorno. Todo ello conlleva a que nuestro organismo genere ciertas adaptaciones o respuestas que disparan a nivel metabólico y endocrino, angustias, ansiedad, desequilibrio hormonal, afectando además en la salud mental”, indicó.

“Es estudiar cómo se relacionan todas estas patologías entre sí, es lo que conlleva a una evaluación integral de cómo los distintos síntomas que el cuerpo presenta se referencian entre sí como una conexión y no como problemas separados unos de otros, no relacionados entre sí”, agregó en referencia al tema, y seguidamente expresó que “es pensar de manera holística como resolver el problema, ver la patología como algo que integre cambios en el estilo de vida, en la alimentación, en la estacionalidad de los ritmos circadianos, ordenando nuestro reloj biológico”.

Por medio de las redes Mariana comenzó a transmitir en un lenguaje simple todo lo que pudo recopilar sobre el tema transmitiendo ese conocimiento a las personas que buscaran cambiar su forma de vida fue así que “Empecé hace poquito a divulgar sobre el tema en Instagram con imágenes y palabras. Y hace unas semanas que empecé con un podcast de entrevistas en el que voy buscando presentar y hablar con profesionales de la salud que tengan esta mirada holística. La idea es ir abordando de a poco los diversos temas simplificando la información para poder acercarla a las personas y romper un poco con el paradigma establecido de la medicina tradicional, que por ahí no nos gusta, no nos está dando soluciones”.

Una joven inquieta en el saber, con ansias de compartir un estilo de vida saludable

¿La salud funcional o salud evolutiva, es un estilo de vida?

Es bueno aclarar ese punto ya que no es un estilo de vida, sino que, primero debemos considerar que la salud evolutiva tiene en cuenta el entorno de cada persona, las costumbres de cada persona, los hábitos de cada persona para poder acercarles un modelo de salud más acorde, el que más le puede llegar a beneficiar en cada caso en particular, teniendo en cuenta el trabajo que tiene la persona, los ritmos que tiene la persona, si necesita o no de una medicación, si necesita o no de un suplemento. Es así que el terapeuta busca realmente la manera más personalizada de tratar a la persona, lo más libre de fármacos posible. Siempre en el proceso hay gradualismo, de hecho, en la instauración de un hábito de vida sí o sí tenes que ser gradual e ir adquiriendo hábitos e implementando los cambios poco a poco.

Desde la comunicación y el compartir conocimiento, Mariana considera que es la manera de aportar a la sociedad las herramientas que necesitan aquellas personas que no encuentran respuestas a sus malestares a través de la medicina tradicional, adquiriendo mayor sapiencia sobre una forma adoptar hábitos de vida más saludables, más funcionales a nuestro quehacer diario.

“Los pilares fundamentales serían la conexión con la naturaleza y la exposición al sol. Tener una alimentación basada en alimentos y no en productos, o sea en carnes, huevos, verduras, fruta, frutos secos, semillas; reconvirtiendo la forma de consumirlos y tratarlos a través de fermentación, germinación u otras formas culinarias que fueron enseñándonos las civilizaciones ancestrales, y que en la actualidad no es la forma en la que usualmente las consumimos. Además es importante el dejar de consumir harinas, carbohidratos o azúcares refinados, y alimentos ultra procesados, que son los que tienen ingredientes como jarabe de maíz de alta fructosa, como resaltador de sabor, edulcorantes, etc. Y por supuesto, es importante el ejercicio físico y especialmente el ejercicio de fuerza, que es como la píldora mágica para todas las afecciones. También el manejo de las relaciones personales y la gestión del estrés entrarían dentro de lo que se sugiere como pilar fundamental de la salud funcional” comentó Mariana.

En el diálogo compartido notamos que para esta joven crespense este es proyecto que tiene como propósito ir más allá de lo personal, brindando un servicio a otras personas a pesar de los conceptos prestablecidos en la sociedad.

¿Querés saber más sobre el tema?, escucha el Podcast que grabamos con ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here