El premio El Abrazo al mejor largometraje fue atribuido el sábado a la cinta “Ofrenda”, primera película del director argentino de 22 años, Juan Mónaco, quien no pudo estar en el festival debido a las restricciones a los viajes.

La crisis sanitaria marcó hasta el último minuto la 29ª edición del Festival Biarritz América Latina. Como todos los años, el evento cerró con la ceremonia de premiación, aunque pocos ganadores estuvieron presentes para recibirlos, en virtud de las restricciones a los viajes entre América Latina y Francia.

El máximo galardón, el premio El Abrazo al Mejor Largometraje fue para la película “Ofrenda” de un joven cineasta argentino de 22 años, Juan Mónaco, quien jugó en esta cinta con la percepción del tiempo. Mónaco, quien cursa estudios en su país, envió un mensaje de agradecimiento, proyectado durante la ceremonia.

El premio del jurado de Biarritz se fue a las manos del venezolano Jorge Thielen por “La Fortaleza”, película muy personal filmada en Caracas y en el Amazonas, protagonizada por su propio padre y en la que se aborda la adicción de éste último al alcohol.

De su lado, el uruguayo Alex Piperno se alzó con el premio del sindicato de críticos, por “Chico ventana también quisiera tener un submarino”. Esta cinta con un toque fantástico, plantea una conexión entre mundos paralelos: una puerta mágica que conecta a un joven en un ferry con el apartamento de una chica y un grupo de personas en una aldea asiática.

El Festival de Biarritz también entregó premios en las categorías cortos y documentales al término de una semana marcada por las estrictas medidas sanitarias en todos los lugares y salas de cine, asi como la tormenta Alex, que trajo fuertes vientos y lluvia durante los últimos tres días del festival, lo que obligo a la anulación de los eventos al aire libre y animaciones musicales.

En sintonía con la campana por las presidenciales en Estados Unidos, el festival presento una selección especial de películas que abordan el exilio de los latinos en ese país, y se rindió homenaje al escritor chileno Luis Sepúlveda, quien falleció en abril pasado por el nuevo coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here