El 20 de marzo, y en el marco de la pandemia de coronavirus, el presidente Alberto Fernández anunció la cuarentena en la Argentina, que luego se fue extendiendo. Desde ese momento, uno de los puntos centrales fue el cumplimiento del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, establecido según Decreto Nacional Nº 297/2020.

En relación a la parte vehicular y el ingreso a los pueblos y ciudades, los controles de cada lugar suelen tener una sintonía parecida en los trazos generales, pero también aparecen particularidades que obedecen muchas veces a la situación que vive el territorio específico, en relación a la rigidez mayor o menor que van definiendo a la hora de armar los operativos, principalmente en los accesos.

¿Qué hay que hacer cuando la Policía retiene un vehículo por la reiterada falta de la habilitación nacional? ¿La Policía se la pide a todos, a algunos, solo a quienes vienen desde otro lugar? Si se retiene el vehículo ¿Quién estipula el monto de la multa para recuperarlo?  

Algunas conclusiones

Paralelo 32 hizo un sondeo en la región, para conocer de primera mano, a través de los responsables de distintas comisarías, la mecánica de trabajo que imprimen y los números que va dejando la eterna cuarentena en la que aún estamos inmersos.

A grandes rasgos y más allá de excepciones que de tanto en tanto aparecen, queda claro que el permiso de circulación se pide mayoritariamente para quienes intentar circular fuera del Departamento o desarrollan actividades que no están incluidas dentro de las habilitadas o denominadas esenciales.

Los controles, más o menos exhaustivos, van variando también, de acuerdo a horarios, días y la situación epidemiológica de cada lugar, su zona y la provincia toda.

Sí debe quedar claro que la retención vehicular, que se da en casos extremos, implica una intervención federal. La autoridad competente del operativo se comunica y es el Juzgado el que define si se retiene el vehículo o no. Esto sucede, coincidieron todos los consultados, principalmente en casos de reincidentes. Se evalúa la situación y define, pero el ente de resolución no es la comisaría. La retención en tiempos de aislamiento obligatorio tiene que ver, más que nunca, con la Justicia Federal.

Datos y particularidades de los lugares consultados

  • Aldea María Luisa

“Por el momento solo hemos realizado actas por incumplir el DNU 297, que establece ​para todas las personas que habitan en el país o se encuentren en él en forma temporaria, la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio​, las que oportunamente son elevadas al Juzgado Federal cuando las va requiriendo.

“No tuvimos hasta el momento retenciones de vehículos. Los habitantes de la aldea respetan y los ocasionales visitantes que tenemos, incluyendo proveedores o trabajadores con domicilio en otro lugar, también. Gracias a Dios se realiza un buen control preventivo y es bien visto hasta el momento. Solamente cinco actas se han labrado desde el inicio de la cuarentena. Por otro lado, desde hace unos días se cuenta con un termómetro entregado por el municipio, el cual se emplea para medir la temperatura también en los controles”.

  • General Ramírez

“La habilitación se le exige a todos los vehículos que ingresan y salen a fin de tener un contralor general de las personas que acceden a la ciudad, siendo criteriosos con las personas oriundas de la ciudad que circulan con sus vehículos frecuentemente por cuestiones de trabajo y asiduamente cruzan por los controles o retenes; haciéndose mayor hincapié en quienes intentan ingresar en un vehículo proveniente de otra localidad donde existe circulación del virus, activándose en este caso los protocolos dispuestos, entre ellos la toma de temperatura.

“Habido el caso de constatar la falta de habilitación y motivo para ingresar, no se permite que el vehículo llegue al casco urbano, notificándolo del DNU 297/2020. Si es infractor ya reincidente se da intervención a la Justicia Federal y se puede retener el vehículo en caso de que la justicia lo disponga.

“En Ramírez las autoridades de control son la Policía y el personal de Tránsito y en caso de constatar la circulación de vehículos sin motivo fuera de los horarios pre establecidos, sin justificación y con ocupantes que no cuenten con el permiso nacional, actúan bajo las normativas impuestas por la ordenanza municipal. Se procede a la retención preventiva de la unidad, quedando a disposición del Juzgado de Faltas local, labrándose el acta respectiva. En estos casos puede quedar preventivamente el vehículo en la dependencia policial o el corralón municipal hasta que se expida la autoridad competente. El vehículo tiene que ser retirado por el titular registral acreditando su propiedad, no sin antes abonar la multa impuesta. Las infracciones son cargadas en los archivos de la autoridad que constata la falta, luego derivadas a nivel nacional a fin de se cargue en el sistema de antecedentes de tránsito”.

  • Libertador San Martín

“En nuestro caso, se le labra el acta de incumplimiento de la cuarentena y se los deja circular. Hasta ahora no tuvimos problemas grandes, pero a la ciudad no ingresan, en eso sí somos estrictos. Si es necesario, se puede consultar a la Fiscalía si determinado vehículo puede o no quedar secuestrado. Por lo general, se trata de que sigan circulando, pero no los dejamos entrar a Libertador San Martín si no tienen la documentación exigible.

“No retuvimos vehículos hasta el momento, pero sí labramos actas cuando fue necesario. Se labraron alrededor de veinte hasta el momento. Tratamos de que eso pase en última instancia, apelando primero al sentido común. Pero cuando no se logra, se da ese paso de notificar. La gente a esta altura sabe el panorama, pero siempre, cada tanto, vuelve a aparecer algún incumplimiento. En relación a los controles de temperatura, están a cargo de personal municipal, siempre en los ingresos”.

  • Aranguren

“En los controles hay personal municipal, y quien no acredita el motivo para ingresar, no entra, simplemente se le pide que se retire. Si vienen a buscar a alguna persona, tratamos de que el encuentro se haga fuera del pueblo. Si no tienen papeles o motivos para circular, se los notifica primero. Si reincide, se lo vuelve a notificar y se consulta a los superiores, en Jefatura Departamental Nogoyá, y ellos al Fiscal del Juzgado Federal, para tomar las medidas correspondientes, la detención o no y la retención o no del vehículo.

“No tuvimos hasta el momento casos extremos. Alrededor de 50 notificaciones llevamos, la mayoría fueron al principio de todo esto. Ahora se fue flexibilizando todo y hay más circulación.

“En relación a la toma de temperatura, la hace personal de tránsito. Nosotros acompañamos en los distintos puntos de operativos como el acceso principal, la Ruta 35 que une Aranguren con Ramírez y el camino vecinal que sale hacia Hinojal. Además, nosotros hacemos otro punto que es el que conecta la Ex Ruta 131 con Hernández. La Municipalidad dispone el personal para los puestos fijos y nosotros vamos rotando, en distintos horarios tanto de mañana como de tarde, para complementar la tarea”.

  • Tabossi

“En primer lugar la retención en los pueblos del Departamento va acompañada de la ordenanza vigente de cada municipio. En algunas localidades no se exige el permiso para circular, solo se les toma la temperatura al ingresar. En cuanto al monto, en caso de que haya alguna retención, lo estipula el Juzgado Federal, ya que son ellos quienes intervienen directamente como autoridad.

Todo tipo de acta o procedimiento que se haga en la parte policial es elevado al Juzgado Federal, porque al ser un decreto nacional, intervienen ellos únicamente, y son los que determinan los pasos a seguir, tanto policialmente como para la persona implicada. Pero todo depende de cada municipio y de los casos que vayan apareciendo. En Tabossi a los controles de temperatura los hace específicamente el personal de Salud que colabora, no desarrollamos nosotros esa tarea específica”.

  • Jefatura Departamental Diamante

“Si es infractor reincidente y está debidamente notificado se le da intervención a la Justicia Federal y se puede retener el vehículo en caso de que la Justicia lo disponga. En nuestro caso, la habilitación se les exige a todos, pero haciendo mayor hincapié en la gente de afuera, ya que habitualmente la gente que pasa por el control es la misma y ya quienes allí trabajan los conocen. Hay rigidez pero también sentido común.

A los controles de temperatura durante el día los hace personal de sanidad del Municipio, a todos, e inclusive pasan todos por el arco sanitario. Nosotros nos encargamos desde las 19.00, cuando deja el puesto el personal de Sanidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here