Crespo- El turismo es otro de los sectores duramente golpeado a raíz de la emergencia sanitaria por el Covid-19, con una cuarentena de más de 70 días en nuestro país. Nanci Albornoz, de la agencia de turismo Alborap, una empresa familiar a la que también pertenece la línea interurbana de pasajeros Ciudad de Crespo, se refiere a la situación que se vive con una cuarentena que volvió a prolongarse. “Tenemos que tener cerrado hasta esa fecha y en forma particular, a los pasajeros que hayan tenido viajes programados con nuestros propios ómnibus se les está reintegrando el dinero por transferencias a sus cuentas bancarias o por turnos, uno por uno”.

Adelanta que los vuelos que tenían sus reservas se están reprogramando para el año que viene. “Esto es un día a día. Se están viendo todas las reestructuraciones que deben hacer en cuanto a las políticas, las compañías aéreas. Es un trabajo que realizamos on line, desde casa, llamado Home Office, dando solución de la mejor manera posible”. En este sentido agrega que las agencias de turismo “no vamos a tener permitido vender ningún tipo de pasajes antes del mes de septiembre, será recién cuando empiecen a operar las compañías aéreas”.

Mientras se mantiene a la expectativa respecto de la apertura del turismo en el país, la entrevistada señala “para nosotros es un año totalmente perdido”.

Las agencias están habilitadas para vender viajes en cruceros y tienen una luz de esperanza de que para junio o julio, El Caribe abra los hoteles. “Los cruceros en el mundo ahora están parados –dice la entrevistada- pero no significa que no comiencen a operar. A partir de junio habrá nuevas directivas para estas compañías y de a poquito se irá reactivando”.

Sobre los viajes al exterior la agencia está en capacitación on line continuamente con distintos puntos turísticos del mundo. “En todos los establecimientos y hoteles –explica- están trabajando con los nuevos protocolos”.

Por otra parte esperan que se reactive pronto el transporte interurbano de pasajeros. La empresa Ciudad de Crespo cuenta con una línea que hace varios recorridos diarios entre Crespo y Paraná y también está paralizada.

Asistencia que no llega

La imposibilidad de trabajar redunda en un esfuerzo extra para poder cumplir con la responsabilidad de abonar los sueldos a once choferes de esta empresa familiar.

“Hay una ayuda que supuestamente viene del gobierno para las empresas de transporte, que es el 50% del sueldo –dice Nanci- pero todavía no fuimos beneficiados. Asi que seguimos gestionando, hasta ahora hay una sola empresa en el país que lo consiguió. Según pudimos saber hay una grilla que se sigue, entonces nos parece justo y sería bueno para nosotros, que realmente estamos parados, tener ese apoyo”.

“Los créditos disponibles para empresas son con intereses –afirma- y los de tasa cero son para emprendimientos unipersonales pero no para sociedades como la nuestra”.
Sobre el crítico panorama aporta además que “sabemos que hay muchísimas agencias en el país que han cerrado sus puertas porque la situación los desbordó. Nosotros apostamos a seguir trabajando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here