Una invitación a los niños a los juegos de antes

0

Victoria.- En el marco del mes de las infancias en Victoria se realizan diferentes actividades para los niños. Para esta nota elegimos centrarnos en un evento que se desarrollará el martes que viene, en Lamadrid y Cúneo, a cargo del proyecto Hombre de la Calle, impulsado por el transformador social Martín Vivanco.

Un viaje al pasado

Las actividades programadas para el martes que viene, desde las 16.00 hasta las 20.00 en el barrio detrás del cementerio, son una invitación al pasado. Entre los juegos pensados para los chicos (y también para los no tan chicos) se encuentran rayuelas, elásticos, kartings a rulemanes, metegoles y un largo etcétera lleno de sorpresas.

“Queremos sacar a los niños de tanta tecnología. También, queremos compartir con ellos lo que fueron nuestros juegos”, dijo Vivanco en diálogo con Paralelo 32.

Además de los juegos de antaño, el encuentro contará con la presencia de diferentes artistas callejeros. De hecho, a lo largo de esta semana distintas personas vinculadas al arte estuvieron recolectando juguetes para, el martes, repartirlos entre los niños presentes. También, se repartirán golosinas y una merienda.

Para que todo esto sea posible, Vivanco agradeció el compromiso y la colaboración del tatuador Marcos Ríos, la tatuadora Yessica Zapata, Lucas Fulco, Martín Davico, Raúl Fossati, entre otros. “Vamos a poner de fiesta el cementerio. Vamos a transformar todo el luto en alegría”, comentó Vivanco.

El barrio

Que la fiesta se realice en el barrio del cementerio no es una cuestión azarosa. Vivanco eligió el lugar porque considera que es un punto importante para llevar este tipo de iniciativas. “Muchos chicos que viven ahí ven los nichos del cementerio todos los días, al despertar. Por más que ya están acostumbrados, esa imagen es fuerte”, señaló.

Asimismo, contó que un hecho que lo marcó en el barrio fue que, cuando en una jornada en la que se daba alimento, una madre, de veintitantos años, se acercó a él con un pedido que lo conmovió: “Enseñame a leer”, le dijo la mujer. A partir de ese momento, el compromiso de Vivanco tomó nuevos bríos.

El ‘hombre de la calle’ se define a sí mismo como un transformador social. “Yo no soy un político que va a pedir un voto. Soy un transformador social que trabaja en la calle, con la gente. Muchas veces usamos la comida de carnada, para llegar a la gente y conocer sus verdaderos problemas. Lo de la chica que me pidió que le enseñe a leer me conmovió. Vemos que hay mucha necesidad espiritual en la gente”, dijo.

Como se dejó claro al comienzo de la nota, ésta es una de las tantas actividades que se realizan durante este mes en la ciudad. Elegimos contar brevemente ésta porque implica un gran esfuerzo de diferentes grupos y personas de nuestra comunidad. El objetivo del encuentro será disfrutar de un día ameno con juegos al aire libre e interacción. Sumadas a las actividades mencionadas, payasos y artistas callejeros entretendrán a los chicos que se acerquen. Todo, por supuesto, respetando los protocolos del momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here