Una fiesta que no pudo ser

0

Victoria.- El pasado 6 de octubre, Alicia Martínez, domiciliada en Victoria, apoderada de Federico Fernandez Garrone, titular del predio “Garden Island SRL”, solicitó autorización a la municipalidad para la realización de un espectáculo público Parador Garden-Wave Opening Party, que se llevaría a cabo hoy 8 de octubre en la Isla la Invernada, jurisdicción del ejido de Victoria.

A consecuencia de la solicitud y mediante Resolución 0411 que lleva la firma del Secretario de Gobierno Pedro Mansilla, fue autorizada la realización del evento, estableciendo que la entrada no superase las 964 personas en base al factor de ocupación del predio, estableciéndose que el valor de la misma sería de 2.500 pesos. También se hace referencia en la Resolución que debe cumplirse con todas las disposiciones vigentes en el municipio en lo relacionado a este tipo de eventos, y el pago de tasas correspondientes.

Esto generó malestar en distintos sectores especialmente en las asociaciones ecologistas que hace mucho tiempo vienen planteando sus críticas a este tipo de fiestas en las islas, por todo lo que representan para el ambiente y entorno de donde se desarrollan. Al respecto la Asociación Civil Foro Medio Ambiental se presentó ante el  Juzgado Federal de Paraná –que se declaró competente– solicitando una cautelar para que el evento no fuera llevado a cabo.

El magistrado hizo lugar a lo solicitado, amparado en un fallo vigente; “Asociación Civil Cuenca del Paraná contra Rufino Baggio y otros”, en el que  expresamente se determina “la prohibición absoluta de acciones humanas con capacidad para alterar el medio ambiente –en humedales-, especialmente la quema de recursos naturales, actividades queimpliquen riesgo de incendio aún de carácter accidental;construcción de diques y terraplenes de cualquier naturaleza o realización de actividades que pongan en riesgo el ecosistema identificado en la demanda. …”. En otros párrafos hace referencia a supuestos específicos que comprende a toda acción potencialmente dañosa aún cuando tenga autorizaciones formales, como la otorgada por la municipalidad local.

Revocación

En base a esta fallo de la justicia federal, el Departamento Ejecutivo emitió el Decreto Nª 1267 revocando la Resolución Nª 0411 que había autorizado la fiesta, alertando que esta última “ha omitido dar cumplimiento a una medida cautelar –atemporal– de la Justicia Federal de Paraná, a cargo del Juez Daniel Alonso, antes mencionada. En el marco de la revocatoria, obviamente quedó suspendido el evento, que causó mucho revuelo durante la mañana del viernes cuando trascendió, en un tiempo de alta susceptibilidad sobre cuanto sucede en las islas, particularmente en Rosario donde aquellos eventos a cielo abierto generan quejas cada verano por los residentes en edificios más cercanos a la costa citadina, donde los compases martillan con fuerza hasta la salida del sol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here