Una familia necesitó $62.957,54 para superar el umbral de pobreza en abril

0

El precio de la Canasta Básica Alimentaria aumentó 3,9% durante abril, informó este martes 18 de mayo el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Es así que un grupo familiar con dos hijos necesitó $ 26.676 para comprar los alimentos indispensables y no caer en la indigencia.

El Indec dio cuenta que el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, por lo cual una familia de cuatro integrantes necesitó $62.957,54 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

En los primeros cuatro meses del año la Canasta Básica Total aumentó 16,1 % y la Alimentaria el 17,6 %, en línea con la inflación.

Esta diferencia se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos, y el transporte, tuvieron escasos aumentos por lo cual disminuyó la ponderación que tiene la comida dentro del índice.

En los últimos doce meses, el costo de la CBA avanzó 49,1 % y la CBT 47,8% informó el Indec.

Cada vez más empleados no pueden pagar la canasta básica

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) del año pasado, hubo un fuerte aumento de la pobreza entre quienes tienen un trabajo, aunque se trate de un fenómeno de larga data, el hecho relevante es que uno de cada cinco trabajadores formales no tiene los medios suficientes para vivir en forma digna.

Este concepto resulta cada vez más certero, de acuerdo con los datos oficiales y a la opinión de los expertos en estadísticas sociales. El promedio histórico de los trabajadores pobres se ubicaba en el 20%, pero la disminución del número de ocupados y el aumento de la canasta básica se conjugaron para llevar este porcentaje por encima del 30 por ciento. Por lo tanto, cerca de un tercio de los trabajadores totales no alcanza a ganar el mínimo de ingresos para ser pobre.

Las cifras también muestra un fuerte deterioro en las condiciones de vida de los argentinos, producto de la crisis económica y el impacto de la pandemia. “Sólo 52,3% de los hogares, que abarca al 46,4% de las personas, accede a los tres servicios básicos de agua corriente, cloacas y gas natural”, mencionó el informe del Indec.

Los microdatos del Indec del IV trimestre de 2020 reflejan que un tercio de las personas ocupadas entra en la categoría de pobreza para las estadísticas oficiales; el último dato de la pobreza semestral marca que la tasa fue del 42%, pero llega a 45,1% si se tiene en cuenta los nuevos datos del último cuatrimestre del 2020. De cara a lo que va de 2021, la cifra podría subir aún más por efecto de la inflación.

A partir de la crisis que comenzó en 2018, esta correlación se aceleró, al pasar del 17% al 24% de la población ocupada durante 2018 y luego al 27% cuando Mauricio Macri dejó la presidencia. Un año después, con la pandemia y la cuarentena mediante, el dato ascendió al 33 por ciento.

El antecedente de dos años en franca recesión, previo, a la pandemia, ya había provocado un claro achatamiento de la escala salarial entre los trabajadores en relación de dependencia, y más aún de los ingresos entre los independientes, como autónomos y monotributistas, al punto que la aceleración de la inflación no sólo aleja cada vez más la posibilidad de compra de la Canasta Básica Total, sino que hace caer debajo de ese umbral a gran parte de la población.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here