Mara volvió a Paraná y su mamá envió un mensaje para Crespo

0

Crespo- El pasado viernes 30 de abril los papás de Mara Hollmann, la pequeña que recibiera un trasplante de corazón el 20 de noviembre del año pasado, recibieron el alta de la niña tras una biopsia donde se confirmó que no tenía rechazo al órgano implantado.

Esa misma tarde empacaron sus cosas y regresaron a Paraná, después de un año y cuatro meses de residir en Buenos Aires. La niña fue noticia en nuestra ciudad donde tiene lazos familiares estrechos y despertó la solidaridad de los crespenses que colaboraron en visibilizar su situación y acompañaron a la familia en la oración. Estuvo once meses exactos en lista de emergencia nacional de INCUCAI, desde el 20 de diciembre de 2019, hasta que apareció su ángel donante. Su evolución fue muy favorable todo el tiempo y hoy la familia procura reiniciar poco a poco la normalidad de sus días, en su lugar de residencia.

Analía, la mamá, le envió un audio a su tía María Elena Alanis de Brambilla el sábado al atardecer dando a conocer las novedades. “Cerca del mediodía de ayer, las cardiólogas nos informaron que el resultado de la biopsia había dado rechazo cero y que nos dejaban regresar a Paraná”. Los demás resultados de los controles llegarían en la semana, pero el de la biopsia era elemental. “A ellos ese resultado les parecía buenísimo y suficiente para que nos dejasen venir”- contó.

A las pocas horas “juntamos las cosas y embarcamos para Entre Ríos. Felices. Está si fue una mochila bastante pesada que nos sacamos, nos vinimos muy contentos, la verdad felices, a cuidarla muchísimo”- dijo.

Después de este largo camino que la familia empezó a transitar ya desde la gestación de la niña y que requirió un esfuerzo extraordinario de dedicación y sobre todo de mucha fe y amor, la mamá expresó en su mensaje de WhatsApp que “me encantaría poder ir a Crespo, hacer una misa de agradecimiento, que cada uno la pueda conocer, verla, pero estamos en una situación bastante complicada por la pandemia”. Y prometió que “cuando esté todo más tranquilo voy a ir a Crespo para poder llegar a conocerlos aunque sea a la distancia”.

“La verdad –agregó- nos vinimos muy asustados de Bs. As., el virus está terrible, veo que hay todavía gente que no toma conciencia de lo que estamos viviendo y les puedo asegurar porque lo pasé con una hija, pero estar enfermo e internado en un hospital es lo peor que puede haber, asi que les recomiendo que se sigan cuidando con los barbijos, la distancia y el alcohol.” Mara, que está muy cerca de cumplir 5 años, pudo salir el sábado a la tarde con sus papis y hermanita a un paseo por Paraná y tomar contacto con esa tranquilidad y paz que se vive en el interior de las provincias.

A la niña le espera un nuevo control de laboratorio y cardiológico dentro de cuatro semanas, pero eso es otra historia, hoy el momento de gran felicidad que vive la familia, no se compara con nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here