Nogoyá (Paralelo 32).- Se trata de un grupo habitacional ubicado en la zona de Barrio Chañar y corresponden a El Programa de Desarrollo de la Infraestructura Social en Entre Ríos (Prodiser). El responsable del consorcio de gestión para la construcción de las viviendas, Marcos Acosta explicó porque la obra está paralizada desde hace meses.

Acosta recordó que las 27 viviendas dependen de fondos del programa federal de la nación, y en la actualidad falta un desembolso para concluir con la construcción de las mismas. “Faltan los sanitarios y pintarlas, además de las obras complementarias en cuanto a calles y accesibilidad” confirmó.

“El ultimo desembolso se encuentra postergado, hemos tratado por todos los medios conseguirlo, pero no se pudo, llegó el cambio de gobierno en nación y ahora se está haciendo una reestructuración en el Ministerio del Interior. Ahora con la creación del Ministerio de Hábitat, el trámite se ve nuevamente postergado, hemos pedido las correspondientes audiencias pero aún no hay nada confirmado” detalló el ex concejal.

“Apostamos a poder recibir en breve la última partida económica, no hemos tenido ningún tipo de inconveniente, presentamos las auditorías, las certificaciones y no hemos tenido ningún error en la ejecución económica y física. Estamos muy ansiosos por la solución, como presidente del consorcio anhelo poder entregar estas 27 viviendas al municipio de Nogoyá, para que las familias accedan a su casa”

El desembolso pendiente, sin la actualización de montos, asciende a la suma de 8 millones de pesos, los que serían destinados a la colocación de sanitarios, accesorios y pintura. “Son viviendas que tienen todos los servicios, agua, cloaca y electricidad. Están a resguardo con un sereno, entendemos que muchas familias nos hicieron saber que ellos ya querían habitarlas como están y hacerse cargo de las obras que faltan, pero lamentablemente eso no lo permite el programa” confirmó Acosta.

Las viviendas están adjudicadas desde el año 2015, en tanto el municipio ha venido solventando el alquiler a muchas familias que son beneficiarias ya que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, “por eso nos motiva y nos urge terminar este complejo ya que una vez concluido nos habilita a gestionar otro complejo habitacional y poder dar el techo propio a aquellas familias que no ingresan en los programas habituales de IAPV o ProCrear” adelantó Acosta y remarcó que este tipo de obras “no solo traen soluciones habitacionales, sino que también generan mano de obra local. En este complejo fueron 40 obreros que trabajaron y llevaron un ingreso económico a sus familias. Queremos solucionar este problema y continuar gestionando. Esperemos que después de este primer trimestre del año se destrabe la burocracia” anheló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here