Crespo/Racedo (Paralelo 32).- Lo que en poco tiempo más se verá como un saludable bosque nativo a la vera de la ruta que une a Racedo con Crespo, en un predio de 34 hectáreas, es en realidad un proyecto de sustentabilidad que merece atención, por la propia intención que lo motorizó. Es una inversión de Calisa (Grupo Motta), empresa que planifica su desarrollo y crecimiento asumiendo su rol activo y socialmente responsable, sumamente interesante.

Se trata de un avanzado proyecto de forestación vinculado con la nueva planta de faena Calisa II, en construcción, con mayor capacidad de producción que generará nuevos volúmenes de efluente a tratar, los cuales serán menores en proporción a los actuales por tratarse de una planta más eficiente, pero además serán reutilizados.

El Proyecto de Forestación cuyo objetivo es lograr una eficiente gestión ambiental, aporta una eficaz solución y es paisajístico, productivo y positivo. El emprendimiento prevé la reutilización del agua con búsqueda tendiente a efluente cero. El agua tratada estará destinada a un predio de 34 hectáreas con una plantación de 12.500 álamos y 12.500 pinos elliotti y taeda, que ya fueron implantados y echan sus primeros brotes. Los efluentes tratados depurados y de buena calidad son ideales para el riego forestal porque sus nutrientes favorecen el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Pensar el futuro

“Los beneficios que aporta un proyecto de esta magnitud son significativos e impactan en distintos niveles. Desde el punto de vista natural, las altas densidades por hectárea de álamos y pinos, constituyen un muy buen corredor de aire y por ende de captación a gran escala de anhídrido de carbono. Un verdadero pulmón de generación de oxígeno necesario para la vida de todos los seres, y un gran filtro de absorción, captación y fijación en madera, del dióxido de carbono que se genera en muchas actividades humanas, principal gas de efecto invernadero que debemos mitigar” señala el Dr. Augusto Motta, Presidente en Grupo Motta – Complejo Alimentario S.A. (CALISA).

Por día y por hectárea se liberarán 180.000 litros de oxigeno que es la cantidad necesaria para 200 personas. Si se considera las 30 ha. por día, son 5.400.000 litros de oxígeno, necesario para 6.000 personas.

Respecto del consumo de agua tratada, serán reutilizados 2.034.000 litros por día. En cuanto a la contribución en el ambiente biótico, se incrementa el número de árboles y crea áreas de protección para aves y otras especies.

“Desde el punto de vista socioeconómico y cultural generará nuevos puestos de trabajo directos e indirectos, mejora el paisaje y repercute en la calidad de vida”, dice Augosto Motta, y agrega que “el cuidado del medioambiente implica permanentes esfuerzos y una estricta vigilancia, en pos de cumplir la normativa y regulaciones vigentes en la materia. Por ello, ir más allá de lo puramente económico es asumir la responsabilidad de proteger el patrimonio natural y cuidar la propia comunidad. No se trata solo de sembrar árboles, es planificar, es aumentar la productividad y pensar el futuro de modo sostenible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here