Nogoyá.- Una vez más, el intendente de Nogoyá, Rafael Cavagna, acudió a la justicia para denunciar que había sido víctima de una “fakenews”, término extranjero que se utiliza para hacer referencia a falsas noticias o publicaciones adulteradas en redes sociales con el fin de perjudicar a personas o enviar un mensaje erróneo a la sociedad.

Esta vez se hizo público un posteo de la red social Instagram, donde Cavagna informaba acerca del resultado de hisopados en la jornada del viernes 07 de agosto.

“Buenas noticias – Los 4 casos en estudio dieron negativo”, confirmó el intendente en sus redes sociales. En la supuesta falsa noticia que circuló minutos después el texto del mandatario rezaba: “Buenas noticias – Los 4 casos en estudio murieron negativo”.

Tal adulteración llevó a que el mismo viernes Cavagna acudiera a la policía y radicara formal denuncia haciéndolo saber también a través de sus redes sociales: “A los irresponsables los denuncié”, tituló el jefe comunal, agregando que se están pasando “momentos difíciles en la ciudad producto de la pandemnia. Hoy recibimos la noticia que cuatro casos de nuestra ciudad fueron negativos, y lamentablemente e irresponsablemente se permitieron usar la misma imagen de mi cuenta de Instagram que circula por WhatsApp para tergiversar maliciosamente la información. No voy a permitir que los irresponsables nuevamente utilicen esta metodología que perjudican a todos y que dan información falsa muy sensible, por eso recién salgo de la jefatura de Policía donde se efectuó la correspondiente denuncia”, posteó en sus redes.

Actuación policial

La denuncia de manera inmediata tuvo su correspondiente proceder. A la medianoche del viernes uno de los posibles difusores de la imagen supuestamente adulterada fue notificado por la fuerza policial. Se trata del vicepresidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Nogoyá, Pablo Páez, quien contó en detalle cómo se originó el confuso episodio.

“Todo resultó producto de una publicación que mandé a un grupo de Whatsapp, me hago cargo de la captura, pero fue porque leo en el Instagram del intendente, percibo ese error y el uso de una palabra que no correspondía al texto y lo comparto justamente en ese grupo, en el que hay gente del municipio, con el ánimo que le avisen al intendente para que lo corrija.

Me di cuenta que fue un error de tipeo, por eso lo aviso, pero ahora ando en la justicia con abogados de por medio”, lamentó Páez en una radio local.

“Marco la palabra en la captura, la reenvío y se da a entender como que yo hubiera adulterado la imagen. No tuve acceso a la denuncia, solo lo tuvo mi abogado, yo solo fui notificado y eso fue todo lo que pasó, si hubiera tenido el numero del intendente directamente se lo mando a él, para que corrija el error”, sentenció el vicepresidente de Bomberos Voluntarios.

Paéz contó también que luego de ese cambio de mensajes en Whatsapp, “a la medianoche de ese día me contacta la policía y me consulta si estoy en mi domicilio, les digo que sí y unos minutos después se hacen presentes en mi domicilio y me dicen que el señor intendente me había denunciado, incluso el uniformado intentó hacer mención al hecho y hablando de mi culpabilidad, cosa que no puede hacer, por eso le pedí que solo se limite a notificarme.

Le explico al policía notificador como habían sido las cosas, incluso les muestro el celular y se lo pongo a disposición para que pueda verlo. Al momento de hacer mi descargo en la puerta de mi casa, cada vez que me preguntaban si deseaba agregar algo mas, les decía que si pero ellos me reprochaban que la estaba haciendo muy larga, incluso quien me toma la declaración no estaba uniformado ni tampoco se identificó. Sé que es policía porque lo conozco”, indicó el integrante de la institución y lamentó “después comenzó el show mediático, vincularon la denuncia con la institución de Bomberos Voluntarios, lo asociaron por el problema que tenemos con el municipio respecto del comodato con el CIC, pero nada de eso tiene certeza. Incluso puse mi renuncia a disposición de la institución para que no se vincule este suceso con la institución. Encima que venimos complicados con la pandemia, encontrarme en una responsabilidad civil como esta por algo que no hice, es lamentable, nadie se ha disculpado, nadie se acercó. Estoy dispuesto a recibir las disculpas, yo no guardo rencor, pero nadie se comunicó ni siquiera para saber de dónde había venido la captura, ni con que intención de fondo. No me interesa que se metan conmigo, pero me duele que dañen la institución de bomberos”, expresó Paez.

“Alguien entró a mi Instagram”

Por su parte, el intendente Rafael Cavagna también hizo mención a la denuncia radicada, explicó que hizo la publicación sobre los casos negativos del viernes pasado. “Primero publiqué en Facebook, luego copié el texto y lo pegué en Instagram, era el mismo texto en ambas redes.

Pero alguien entró a mi perfil de Instagram, tradujo ese texto con mala intención y eso circuló y tergiversó la noticia original. Fui, lo expliqué en la policía, ahí me indicaron que era conveniente la denuncia y la hice contra autores desconocidos. No acusé a nadie, solo expliqué el origen de la imagen y quise investigar si había una conducta delictual a tal efecto.

No hay una cuestión de fondo que haga referencia a una pelea o polémica con Bomberos Voluntarios, esta gestión es de turno, las instituciones continuarán en el tiempo”, aclaró el intendente en declaraciones radiales.

Personas avezadas en materia de redes sociales y sus entresijos, dijeron a Paralelo 32 que es probable que Cavagna haya publicado correctamente el mensaje, que luego se modificó en los celulares de aquellos usuarios que tenían activado el traductor de Instagram, entre ellos Páez. Así parece haberlo verificado el fiscal que archivó la causa.

Bomberos no lo merece

En medio de la polémica, la Asociación Bomberos Voluntarios, representada por el presidente Daniel Yedro, hizo también su descargo: “la institución ha sido injustamente dañada por el intendente Rafael Cavagna, quien utilizando diversos medios de comunicación, acusó a uno de los integrantes de la comisión directiva de Bomberos Nogoyá de haber adulterado una publicación suya. Además consideramos que hace extensivo el marco de sospecha a toda la institución, al mencionar destacando con mayúsculas que se trata de un integrante de la “comisión de bomberos”, y al mencionar “a los irresponsables los denuncié”, generando zozobra e indignación.

El intendente es una persona con experiencia profesional y política, debe saber que una denuncia pública de esta índole no puede tomarse a la ligera por los graves efectos que genera. Mientras permanezca su publicación original, cualquier persona que utilice la red social Instagram puede acceder desde un celular a la publicación de la cuenta oficial de Rafael Cavagna, y al hacer click en “Ver original” o “Ver Traducción” observará que ambas publicaciones corresponden a la misma cuenta, es decir que no habría sido adulterada por nadie como denuncia enfáticamente el Sr. Intendente, sino que se trataría de un error de su propia publicación”, aclara Yedro en su descargo.

“Lamentamos este accionar de quien debe representar a todos los nogoyaneses y abogar por el fortalecimiento de las instituciones. Utilizó un hecho hipotético para menoscabarlas y dañarlas, tomando de terceros una comunicación privada del grupo de Whatsapp de Bomberos Nogoyá, la cual solo buscaba advertirle de un error para que pueda ser corregido, y en ningún momento se difundió públicamente, como sí lo hizo él con su denuncia utilizando los diversos medios de que dispone”.

Queremos creer que el Sr. Intendente se rectificará, pedirá las disculpas correspondientes y lo difundirá en los mismos medios por los que generó semejante escándalo, con todo el daño en lo institucional, personal y familiar que esto trajo aparejado”, expresó Daniel Yedro en el descargo público que hiciera el pasado fin de semana.

Lo que dictaminó la justicia

El fiscal Federico Uriburu tomó intervención en la denuncia realizada por el intendente y el 10 de agosto archivó la causa argumentando que “se descarta la hipótesis de un posible hackeo de la cuenta o publicación original, que es fácilmente detectable en la función de traducción de la aplicación Instagram, ya que al ingresar a la cuenta del intendente cualquier usuario puede presionar la función y podrá advertir que el comunicado original, independientemente de no traducirse a otro idioma, reemplaza la palabra “dieron” por “murieron”.

Afirma el fiscal que la imagen se conoció en un grupo cerrado de Whatsapp y que llegó al denunciante por integrantes del mismo, por eso motiva al archivo de las actuaciones.

Por último, la Unidad Fiscal pide actuar con cautela a fin de no generar preocupaciones en la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here