Nogoyá.- La semana pasada comenzó como rumor y se extendió por las redes sociales con frases anónimas de personas que aseguraban que en el Sanatorio La Entrerriana permanecía atendida una mujer anciana contagiada por el virus Covid – 19. Se alegó el presunto contagio de los hijos que habían vuelto de vacaciones en el exterior y se denunciaba una actitud irresponsable de la familia y del nosocomio. No faltaron voces que alarmaron que en una semana ‘estallaba’ el coronavirus en Paraná por culpa de esas personas. Se dijo irresponsablemente que la mujer había viajado a España, lo cual es imposible porque tiene una dificultad motriz propia de su edad, y se llegó a decir que había fallecido. Todo esto configura un delito por sembrar dudas, crear pánico e injuriar a una persona.

La mujer internada resultó ser Ana Folmer, de 87 años, integrante de la familia que dirige la empresa José Folmer e Hijos SRL, que ha vivido casi toda su vida en Nogoyá, donde aún reside. Sus hijos son José Luis y Carlos Alberto Pereyra. José Luis había ido de vacaciones a Brasil y volvió el 2 de marzo, mucho antes que el coronavirus apareciera como epidemia tanto en Brasil como en Argentina. Posteriormente, ambos hijos y otros integrantes de la empresa viajaron a Expo Agro, en San Nicolás de los Arroyos, donde estuvieron del 9 al 12 de marzo. También, realizando actividades normales relacionadas con su trabajo, antes de la cuarentena decretada a nivel nacional.

Comunicado de La Entrerriana

Ante la viralización de información errónea, tanto el sanatorio como la empresa concesionaria de automóviles y maquinaria rural, emitieron comunicados aclarando la situación. El sanatorio La Entrerriana confirmó que “el día viernes 20/3 ingresó al Sanatorio La Entrerriana una paciente derivada de la ciudad de Nogoyá con diagnóstico de infección urinaria” y agregó: “Luego de las evaluaciones iniciales se diagnostica neumonía aguda grave y se inicia protocolo de COVID-19. A última hora del jueves 26/3 se confirma el diagnóstico de neumonía por COVID-19”. Paralelo 32 pudo saber que la paciente está recuperada y cumpliendo medidas de aislamiento y protocolo en un domicilio privado.

Comunicado de Folmer

Desde la empresa Folmer, la nota aclaratoria a sus empleados, que llegó también a los medios el día viernes 27 de marzo, informa sobre el caso de Ana Folmer, “socia de la empresa, de 87 años, radicada en Nogoyá”, que no tiene contacto directo con el personal y se encuentra internada en el Sanatorio La Entrerriana desde la semana pasada. José Luis vive en Paraná. Y Carlos Alberto en Crespo. Nos hemos puesto en contacto con las autoridades para recibir y seguir TODAS (mayúsculas en el original, N. de R.) las indicaciones de ellos y de los especialistas”. Luego de recordar una serie de recomendaciones recibidas, la nota finaliza: “En cuanto a lo laboral, la empresa Folmer seguirá cumpliendo estrictamente el Aislamiento iniciado el día 20. Se suspende la guardia mínima de Repuestos para maquinarias. Única actividad que se seguía desarrollando”.

Tratamiento experimental

La realidad es que el caso pasó por otra situación. La mujer fue tratada con una droga experimental llamada hidroxicloroquina junto con el antibiótico azitromicina, cuando desarrolló el cuadro pulmonar y se confirmó el contagio con covid19. El domingo pasado doña Ana, que días previos había sido dada por muerta en las redes sociales, estaba recuperándose. Posteriormente, junto a sus hijos fue derivada al domicilio de José Luis, donde todos están en aislamiento estricto y la señora recuperándose de su problema pulmonar inicial. La combinación de hidroxicloroquina y azitromicina se usa para combatir el paludismo y está en fase experimental a nivel internacional como posible cura para el Covid19. Contrapruebas posteriores a la medicación que le dieron a la mujer, mostraron que no había rastros de coronavirus, situación que se da en muchos pacientes tratados con esas drogas. Pero sigue en cuarentena junto a sus hijos para mayor seguridad de la familia y la comunidad.

Cuarentena

Paralelo 32 tomó contacto con integrantes de la familia Pereyra que aclararon detalles de la situación. Actualmente, la señora Folmer está fuera del sanatorio, cumpliendo una cuarentena con José Luis y Carlos Alberto, en la vivienda del primero, en Paraná. Ambos hijos y otros integrantes de la familia se sometieron a análisis de coronavirus y les dio negativo. Hasta aquí sólo la señora estaba infectada, pero evoluciona bien y continúa bajo riguroso aislamiento, así como los miembros de la familia que tuvieron contacto estrecho con ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here