Un argentino figura entre los pasajeros infectados por el coronavirus en un crucero que está en cuarentena en el puerto de Yokohama, este es el primer caso reportado de un latinoamericano afectado por el brote.

El paciente, cuya identidad no fue revelada, fue evacuado el viernes e internado en un hospital de Japón.

“Es un adulto mayor… lo están tratando bien y aplicando el protocolo como corresponde”, dijo a periodistas presentes en la Casa de Gobierno el ministro de Salud de Argentina, Ginés González García, tras una reunión interministerial por el brote de la infección respiratoria que estaba pautada desde antes de conocerse el caso.

“El estado clínico no lo sé”, aclaró el funcionario. “Cuando le den el alta está curado, no hay posibilidad de contagio”. González García dijo desconocer si el ciudadano argentino tiene previsto regresar al país una vez curado.

En total son ocho los pasajeros argentinos dentro del Diamond Princess que están bajo observación. Se desconoce si están en calidad de turistas o son residentes en el exterior.

El doctor Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud, de la Organización Panamericana de la Salud, refirió que hasta el momento ningún país de América Latina y el Caribe ha reportado casos confirmados por el nuevo virus.

En tanto Japón reportó el viernes 41 infecciones más por el nuevo coronavirus en el crucero varado en el puerto de Yokohama y en el cual permanecen recluidos 3.700 pasajeros y tripulantes. Otros 20 infectados fueron evacuados del barco con anterioridad.

Según el ministro argentino de Salud, en el crucero varios de los pasajeros de origen chino provenían de Wuhan, la ciudad considerada el epicentro del brote.

En respuesta a la paranoia global que ha generado este nuevo virus, el funcionario apuntó que la situación de Argentina «es mejor que la de otros países» porque: «primero estamos muy lejos; segundo, no hay vuelos directos, y tercero, estamos en verano, con lo cual el virus funciona menos”.

En China la cifra de muertos por el brote aumentó este viernes a 636.

El brote del nuevo virus se ha propagado a una veintena de países, desatando restricciones de viaje y cuarentenas en distintas partes del mundo, además de una crisis dentro de China.

En América Latina, El Salvador y Guatemala anunciaron días atrás que no permitirán el ingreso de personas provenientes de China, mientras que Brasil se mantenía en alerta ante el incremento de casos sospechosos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here