María Grande- El 27 de diciembre de 2019 comenzó el operativo conjunto entre el Ministerio de Salud de Entre Ríos, el Cucaier y el hospital Garrahan, que se realizó de urgencia para derivar al hospital porteño a Cecilia Gómez, diagnosticada con insuficiencia renal crónica bilateral, que estaba en el programa de trasplante. Finalmente, ese viernes, cerca de la medianoche, ingresó al quirófano y salió en horas de la madrugada del sábado 28 con resultado favorable.

Además de la participación de los profesionales del hospital San Roque, y del operativo de derivación, las circunstancias también estuvieron del lado de la menor, ya que, en el planteo médico final realizado a última hora en el Garrahan, se analizó la compatibilidad a un grupo en espera de tan solo cuatro personas, y resultó ser Cecilia, finalmente, la seleccionada.

A la nena le detectaron en 2016 una insuficiencia renal crónica secundaria a una atrofia renal bilateral que fue evolucionando. La patología evolucionó y como consecuencia, se la derivó en 2018 al hospital Garrahan, donde continuó el tratamiento que incluyó diálisis, junto al nosocomio paranaense, ingresando en lista de espera.

El recuerdo de mamá

A un año de ese hecho tan importante para la nena, hoy de 8 años, su mamá Soledad publicó: «Un día como hoy, a las 12:30, hace un año atrás recibimos una gran noticia mi guerrera hermosa. Nos avisaban que apareció tu ángel donante. Ese día fue de muchos nervios, a la vez de mucha emoción y alegría porque para mí ese día volviste a nacer mi niña hermosa. Ahora te veo y digo “cómo te ha cambiado la vida” un pedacito de ese ángel que decidió donarte el riñón, mi vida. Por eso es importante la donación de órganos. Sé que no es fácil, pero es dar vida a otra persona, una gran bendición de Dios y de tu donante, mi niña. Fue una batalla muy larga porque nuevamente me tocaba dejar a tu hermanita lejos de nosotros. Gracias a Dios ella fue fuerte y aguantó mucho, quedándose con su abuela. Le doy gracias a todos los que estuvieron y están conmigo siempre. Fue una lucha de cuatros años pero gracias a Dios saliste adelante. No digo que fue fácil, pero la remamos hasta llegar a esto. Gracias a Dios y a tu ángel donante andás bien. Acá esto no se acaba, sigue, pero siempre con la fe en Dios nuestro señor, porque todo se puede. Me llena de alegría verte bien, me siento feliz por todo lo que hicimos con tu papá y tu hermanita para verte bien”.

Actualidad

En diálogo con Paralelo 32, Soledad comentó que “Ella actualmente está muy bien y sigue todos los meses con controles, en Buenos Aires. Todos los meses nos lleva la ambulancia a su control y nos trae, con la tranquilidad de que por ahora todo marcha como debe marchar”.

En relación a la metodología implementada, en tiempos de pandemia, explicó que “Gracias a Dios la doctora de Paraná nos hace el pedido de ambulancia todos los meses para que la del San Roque nos lleve. No tuvimos ninguna complicación y lo agradecemos”, dijo.

“Ahora sigue tomando bastante medicación, pero está haciendo una vida bastante normal, con muchos cuidados lógicamente, más aún en estos tiempos de pandemia. A grandes rasgos, tiene una dieta estricta, debe tomar mucha agua y cuidarse de no hacer fuerza ni ejercicios bruscos. Pero está muy bien por suerte”. Y pidió recordar la importancia de donar órganos que, lisa y llanamente, salvan vidas. Es el acto más maravilloso de amor y solidaridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here