Truffer explicó los desafíos que implica para Entre Ríos unirse a dos provincias más desarrolladas

0

El lunes 11 de abril, el gobernador Gustavo Bordet participó en la ciudad de Santa Fe de un encuentro de los tres gobernadores de la Región Centro, y sus comitivas. En la oportunidad, el santafesino Omar Perotti entregó al cordobés Juan Schiaretti la presidencia pro – tempore de la Región. Se firmaron acuerdos y convenios para impulsar la integración y se realizaron planteos sobre la necesidad de infraestructura que vincule la región con el Pacífico a través del corredor bioceánico.

La cumbre de gobernadores fue dedicada a la memoria del ex gobernador Jorge Busti, recientemente fallecido. El concordiense fue uno de los impulsores de la Región Centro durante la primera década del siglo junto al santafesino Jorge Obeid y el cordobés Juan Manuel de la Sota.

Relevante y prioritario

Los tres gobernadores en sus discursos coincidieron en tres aspectos relevantes y prioritarios: producción alimentaria, obras estratégicas y profundizar la integración.

• Producción alimentaria: La Región Centro tiene, ahora, una oportunidad histórica para multiplicar empleos e ingreso de divisas, debido a la necesidad de alimentos que existe en el mundo, especialmente en el nuevo contexto marcado por la guerra entre Rusia y Ucrania en Europa, dos importantes exportadores de alimentos que están quedando fuera de los mercados mundiales en estos momentos.

• Obras: Se remarca la necesidad de distintas obras públicas estratégicas para potenciar la integración económica y reducir costos para la oferta exportable, principalmente en dirección al Pacífico, donde están los mercados más apetecibles: China, Japón, el Sudeste Asiático. En este punto, el gobernador Bordet reclamó también por la reactivación ferroviaria.

• Más integración: Otra necesidad es profundizar la integración entre las tres provincias para impulsar el desarrollo, motorizar mejoras en la actividad económica nacional y llevar la oferta productiva de la Región Centro a potenciales compradores de todo el mundo. En este punto, hubo planteos también contra el centralismo y la necesidad de que exista un federalismo más marcado en la inversión pública y en la toma de decisiones.

Para tener una visión más académica sobre el impacto de la Región Centro en Entre Ríos, Paralelo 32 se comunicó con la doctora Isabel Truffer, experta en estudios sociales, y docente de la Universidad Nacional de Entre Ríos.

– ¿Cómo va la integración en la Región Centro?

— En tanto proceso, percibo avances importantes en varias dimensiones. Creo que es especialmente visible el avance en planificación y ordenamiento de la infraestructura y de las comunicaciones. Esto es especialmente relevante para nuestra provincia que tiene una tradición de aislamiento. El proyecto regional de recuperar nuestras hidrovías, el corredor bioceánico, la red de caminos complementarios de menor costo que permita el comercio seguro de nuestra producción, ya que la Región Centro participa con el 38% de las exportaciones del país. Creo que los proyectos producirán transformaciones muy relevantes, reconociéndonos como un espacio estratégico para el desarrollo integral del país. A esto se suman los acuerdos con los otros bloques sudamericanos, como Uruguay, Chile o los del sur de Brasil, y las misiones conjuntas de comercialización a otros países.

Truffer recordó que las tres provincias de la Región Centro producen el 18% del PBI, el 55% de la producción granaría, más del 70% de la leche, el 30% del ganado bovino y más del 50% de la carne aviar. “Esta producción agropecuaria es la base de una poderosa agroindustria, donde se destacan los molinos de trigo, maíz y arroz, modernos frigoríficos exportadores, fábricas de jugos naturales y usinas lácteas. La organización de esta producción primaria y su elaboración es una herramienta de nuestro futuro desarrollo”, agregó.

Ciencia y Tecnología

La especialista subrayó: “Cuando Entre Ríos asumió la decisión, audaz, por cierto, de abandonar las antiguas regiones, el Litoral, la Mesopotamia y el NEA, para mirar hacia su oeste, Santa Fe y Córdoba, tomó un desafío tremendo. Fue sentarnos en la mesa de negociaciones de dos de las provincias de mayor desarrollo y mejores indicadores económico-productivos del país. Eso, comparativamente, nos mostraba muy relegados. Se hacía muy evidente en el campo de la ciencia y la tecnología: nuestra debilidad, pocos investigadores entrerrianos, escasa presencia del CONICET. Era una realidad que afortunadamente va cambiando. Hoy hay cuatro institutos de CONICET en la Provincia, se incorporan investigadores y becarios, se insertan nuestros investigadores en proyectos de financiación nacional e internacional. Son indicadores muy positivos. Pero esta generación de conocimientos debe articularse con la problemática social, productiva, económica. Para ello, es fundamental el fortalecimiento de la transferencia, de la generación conjunta de tecnología, el fortalecimiento de los vínculos público-privado. Hoy encontramos incipientes desarrollos de cluster, polos y parques tecnológicos, proyectos que se orientan a resolver las problemáticas locales, en integración con los propósitos de la Región Centro”.

– ¿Qué no funciona o falta que funcione mejor?

— Hay dos temas prioritarios y vinculados que deben ser considerados y tener rápidas respuestas a nivel regional, nacional e internacional: el energético y el ambiental. Especialmente teniendo en cuenta contamos con una riqueza excepcional, que es el acuífero y la trama de ríos que nos surcan. Creo que en ese sentido la Región debe trabajar en una política conjunta, y muy rápido. Pero también creo que es necesario realizar seguimiento y evaluaciones del impacto de las políticas que se implementan. Tenemos, en general, un problema muy serio de disponibilidad de indicadores en todos los sectores y creo que esto es un trabajo pendiente.

Quién es

Isabel Truffer es ingeniera agrónoma, especialista y magister de UNER en Metodología de la Investigación, doctora en Ciencias de la Universidad de Buenos Aires. Es investigadora I en el sistema científico nacional en las áreas de Sociología, Antropología y Política. Actualmente dirige el Instituto de Estudios Sociales CONICET-UNER, es directora de la Maestría en Educación y Desarrollo Rural UNER-INTA y docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de UNER. Ha escrito libros, artículos científicos y de difusión; dirigió y participó en numerosos proyectos de investigación y extensión.

Integración a nuestro ritmo

“Entre Ríos siempre vio a los ríos como barrera en lugar de verlos como potencialidades, esto significó durante muchos años y en muchos aspectos una limitación a nuestro desarrollo. Sentarnos junto a Santa Fe y Córdoba, provincias económicamente más relevantes, nos coloca ante un desafío muy grande. Pero no se trata de ser Córdoba o Santa Fe. Podemos desarrollarnos, integrándonos, articulando nuestro desarrollo con ellas, aprovechando nuestras potencialidades, que son muchas. Pero no establecer un ranking o una competencia. La integración no debe quitarnos identidad y ritmo. Debemos ir desplegándonos a nuestro paso” (Doctora Truffer)

– ¿La Región Centro es un proyecto con impactos visibles en el día a día de las personas y las empresas?

— Truffer: Creo que el proyecto tiene impactos muy importantes en la vida de la gente. Son desarrollos macro que se ven a largo plazo, como, por ejemplo, mayor demanda de mano de obra, mayores salarios, mejores condiciones de tránsito. Pero no sé si se ve en el cotidiano de las personas. Creo que es diferente en cuanto a las empresas. Las misiones conjuntas al exterior, la complementación en las producciones y comercializaciones, el ordenamiento de la producción, la transferencia tecnológica, son cosas que el empresario tiene presente de manera más cotidiana y reconoce que es parte de un proyecto de integración regional, complejo, trabajoso, pero muy positivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here