Victoria (Paralelo 32).- Desde el 1º de marzo de 2016 el transporte rural provincial pasó del Concejo General de Educación (CGE) a la órbita del Instituto Autárquico Becario Provincial (Inaubepro). Este cambio se dio luego de agotadores reclamos de los transportistas por el pago atrasado de varios meses. Según consta en nuestro archivo de Paralelo 32, la por entonces directora Mayda Cresto, añadió un relevamiento a partir de distintos ítems en los que además advirtió sobreprecios, mal estado de los caminos y alteración de distancias, pero terminó reconociendo la vital importancia de este servicio para docentes y alumnos.

Por estos días de pandemia, los transportistas entrerrianos han cursado nuevamente una carta al Gobernador Bordet, la Vice Laura Stratta y al propio Inaubepro, haciendo hincapié en la difícil situación que atraviesan. Así lo dijo uno de los prestadores locales, Luciano Correa, a nuestro medio: “La respuesta es que no tienen plata y no van a pagar hasta que se vuelvan a retomar las clases. No estamos pidiendo que nos paguen sin trabajar, estamos pidiendo que nos ayuden con algo a cuenta, así podemos seguir viviendo. Muchas familias viven de esto. Hay colegas que están desesperados, ya no tienen ingresos para el día a día y otros tantos tenemos empleados, somos monotributistas o autónomos de categorías no alcanzadas por la ayuda del gobierno, y no podemos decirle a la gente: “No te puedo pagar porque no tengo dinero. Por eso pedimos desesperadamente una ayuda, esto recién empieza, y realmente estamos muy complicados, muchos colegas van a quebrar. Se entiende que es una situación excepcional, pero no somos todavía alcanzados por ningún salvataje del Estado Nacional y mucho menos Provincial”.

Cambio en el sistema

El transporte escolar rural es un sistema de traslado de alumnos que el estado provincial paga a través de becas, “dependíamos anteriormente de educación pero hace unos años pasamos a la órbita del Inaubepro, empezamos como contratados siguiendo el mismo mecanismo de formato que implementaba el C.G.E. y hace un tiempo, dos o tres años, nos empezaron a pagar por beca rural de transporte”.

Esa alteración en las formas hizo que no tengan un contrato firmando, “sino que a los chicos les pagan una beca que nos depositan directamente en nuestra cuenta. A su vez la facturación cambió y le facturamos a cada chico. De esta forma, así como está armado el sistema, sólo pagan los días trabajados, de marzo a diciembre en total pagan 9 meses, en los meses de verano no cobramos, y recién comenzamos a trabajar en los recuperatorios de febrero”, explicó.

En 2019 cerraron un año complicado donde el Instituto Becario cumplió con los pagos, pero el último mes de cobro para los prestadores del servicio fue noviembre ya que habían pagado julio 2019 completo. “Desde ahí recién volvimos a cobrar en marzo, 15 días de recuperatorios y 15 días del mes de marzo”.

Luciano aclara “Lo nuestro no es un reclamo”, ni entraron en ningún salvataje gubernamental por ahora. Y continúa: “Los créditos de los bancos no son tan fáciles de sacar, la tasa del 24% es alta porque no sabemos cuándo vamos a volver a trabajar, se dice agosto o septiembre, muchos tenemos deudas contraídas porque antes de empezar el año lectivo ponemos a punto los vehículos, debido a que por los caminos que transitamos la mayoría hay que hacerle un mantenimiento riguroso. O sea que al tener deudas y pedir un crédito para pagarlas, caemos en el problema que el crédito tal vez no cubra lo que debemos, porque los bancos son reticentes a prestar plata, y encima si nos dan un crédito, en 90 días deberíamos empezar a págalo y no sabemos si vamos a estar trabajando y mucho menos a cobrar”, sentenció.

Más de 40 transportistas han firmado la misiva —a la que accedió este periódico— en reclamo de una solución que ayude a paliar el complejo escenario que atraviesa el sector frente al cierre preventivo de las escuelas, pero crece la duda de cuántos podrán prestar el servicio cuando se vuelva a la normalidad si el Estado no ofrece alguna solución extraordinaria a la brevedad.

 

llegaste hasta acá…

Es porque porque valorás tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. Paralelo 32 tiene un compromiso de mantenerte informado desde hace más de 45 años, y cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendé la otra mirada; suscribite desde $100 pesos por mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here