Crespo (Paralelo 32).– Desde este viernes 8 de noviembre y durante el sábado 9 y domingo 10, nuestra ciudad vivirá sus días más representativos, como cuna de la avicultura nacional. El Predio Ferial de la Avicultura abrirá sus puertas para recibir a los visitantes que quieran disfrutar de una auténtica y diversificada muestra, símbolo del trabajo arduo de toda la región y del esfuerzo de quienes mantienen viva nuestra cultura.

La 29º Fiesta Nacional de la Avicultura reafirma sus habituales atractivos: el desfile tradicionalista, el concurso de pollo al disco, la exposición ferial, el patio de comidas con especialidades típicas, el patio cervecero con extensa variedad de cervezas artesanales, el Rancho El Pollo con el plato que identifica a la fiesta y variados números artísticos en un escenario imponente. Pero además tiene propuestas novedosas en esta nueva edición, como la intervención artística de huevos gigantes para integrar una muestra itinerante y la presencia del espacio gastronómico del INET con clases abiertas de cocina regional y degustaciones.

El presidente de la Asociación Civil Crespo Capital Nacional de la Avicultura, Luis Niderhaus y la subsecretaria de Innovación Social y Participación Ciudadana del municipio, abog. Elina Ruda, destacaron durante su visita a Paralelo 32 el compromiso con la fiesta asumido por empresarios, clubes, organizaciones y emprendedores.

“Todos dudamos hacer esta fiesta hasta lo último y cuando nos decidimos, ya para el 9 octubre teníamos el 90% de los espacios de stand vendidos y pagados”- precisa Ruda.

Más que su cartelera

Destaca Ruda que “en esta oportunidad la fiesta es muchísimo más que la cartelera”, y añade detalles de algunos cambios para este año. “Decidimos reemplazar la noche de folclore por una noche de cumbia que nunca habíamos tenido, la música alemana se mantiene el sábado, el show de nivel nacional el domingo, pero sigo sosteniendo que la gente va por otras cosas, a sorprenderse con las novedades”- sostiene.

“La fiesta –opina Ruda- va creciendo en términos de propuesta, se empieza a convertir en eso que tanto anhelábamos en 2016 cuando la pensábamos como un espacio de negocios liderando el mercado. Es una vidriera, donde algunos van a mostrar sus productos y otros a vender. Estamos logrando esa diversidad que queríamos tener”.

Reforzando el concepto, Niderhaus respalda que  “la exposición está siendo sustentable. Ante tantas fiestas que este año se suspendieron, nosotros quisimos hacerla para demostrar que tenemos otro potencial, que en medio de las dificultades seguimos traccionando y apostando, que las dificultades nos reinventan, el sector privado lo ha demostrado a lo largo de la historia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here