Lino Sapetti (LS), precandidato a gobernador; Marcelo Sapetti (MS), precandidato a senador por Paraná Campaña, y Marcelo Olivetti (MO) precandidatos en primero. Los acompañó el contador crespense Fabián García

Crespo.- Estuvieron en Paralelo 32 cuatro precandidatos de la Lista Nº15 Confederación Vecinalista Entre Ríos, alianza electoral que nuclea a la mayoría de los 69 partidos vecinales de la provincia, que luego de 14 años de existencia, por primera vez presenta listas de candidatos a la gobernación, senadurías departamentales y lista de diputados provinciales.  Participaron de la entrevista Lino Sapetti (LS), precandidato a gobernador; Marcelo Sapetti (MS), precandidato a senador por Paraná Campaña, y Marcelo Olivetti (MO) precandidatos en primero. Los acompañó el contador crespense Fabián García, quien figura en 15º lugar en la lista de diputados provinciales.

Vender ilusiones

Lino Sapetti señaló al comienzo de la charla: “No somos vendedores de ilusiones, no aparecemos cada cuatro años vendiendo ilusiones. Nuestro concepto es abarcar algo mucho más difícil que es pensar. Sentarnos y pensar la situación actual, los entrerrianos hemos perdido el derecho de alimentarnos. No tenemos tres cosas básicas que son la salud, el trabajo y la educación. Y hasta hemos perdido el derecho a la ‘mezcla social’. Antes, cuando éramos chicos íbamos todos juntos. Sabíamos qué le pasaba a cada uno, estábamos con el empleado del banco, el hijo del médico, el hijo del peón rural y el del dueño del campo. Así que, siempre tuvimos esa mezcla…”

–  Ud. quiere volver a la Argentina de los años 60 y 70 donde nos criamos muchos.

—  LS: Claro. El parámetro que tomo es éste: hasta 1960 tuvimos la mejor medicina del mundo; hasta los noventa éramos cuartos en educación y primeros en América Latina por lejos. El ejemplo más típico sobre educación es que los cinco premios Nobel que tuvimos salieron de la universidad pública. Teníamos una matriz productiva que hoy no tenemos, fabricábamos autos, aviones, barcos. Hoy sólo fabricamos empleados públicos y a la única empresa que le va bien es el narcotráfico. Después no tenemos nada. Yo trabajé anteriormente en un proyecto provincial de Salud. Me invitaron a trabajar en Buenos Aires, a título personal, con la gente de Sergio Massa. Tuve la suerte de conocer a Roberto Lavagna y armé un proyecto de Salud, Trabajo y Educación, separados por grupos etarios, por economías regionales. Consideramos que la única solución que tiene la provincia es aumentar la matriz productiva, más fábricas. El campo ya no da más. Yo tengo pyme de servicios, una clínica. Lo único que tiene la salud entrerriana es la mano de obra calificada, después no tiene otra cosa. Si nos vamos nosotros, desaparece, así de simple. Al hablar de la situación económica, ¿dónde queremos ir? Sabemos que el 80% del empleo es administración pública; el 20% trabaja afuera para aportar a eso. Crespo está en un lugar un poco mejor que el resto de la provincia. En Crespo está la matriz productiva más importante de la provincia; acá está el corazón de la producción de la provincia.

–  Crespo mantiene, en general, estadísticas del país de hace cincuenta años.

—  LS: Nosotros decimos que ‘Crespo es un country sin barreras’. Está lindo, prolijo. Apuntamos a cuidar este modelo y, en segundo lugar, tomar este modelo de ciudad como prototipo. A todas las pymes nos están matando los impuestos y las tasas de interés. Yo tengo una clínica, estoy terminando quirófanos a pulmón, nunca sacamos un crédito porque es inviable. No hay nada a tasas blandas para aumentar el laburo y la producción. Además, si uno tuviera un millón de dólares los mete en el banco; el único país del mundo donde vos ganás un 23% en seis meses en dólares, es acá. Eso lleva 16 años en Estados Unidos y 28 en Europa. Acá estamos metidos totalmente en la timba financiera. Pero el concepto nuestro es prioridad productiva. Hoy no tenemos un banco provincial, ni siquiera un banco municipal, para dar créditos a la actividad productiva a tasas bajas. Además, ya se terminó el discurso de mantener el empleo; lo que hay que mantener es la empleabilidad. Hoy tenemos un hombre que barre en la calle, pero mañana llega una máquina que barre mejor. Qué hacemos con el que barría; hay que adaptarlo para que maneje la máquina. La única materia que es invaluable y puede generar riquezas, es el cerebro, la materia gris. En Entre Ríos tenemos la capacidad de generar esa materia concentrada en facultades de Oro Verde y Paraná. ¡Y no las usamos! Debemos invertir en eso.

La lista provincial

–  ¿Por qué tardaron tanto en crear una lista a nivel provincial?

—  MS: En realidad fue demasiado rápido, porque hace 14 años que está la Confederación Vecinalista, pero en 20 días armamos listas en toda la provincia. Muchas veces, el vecinalismo pasó a ser gobierno-dependiente, porque las realidades de la política y la histórica grieta conformada por dos o tres vivos, hizo que se fuera hacia un lado o hacia el otro. En esta realidad de desdoblamiento de elecciones, donde Entre Ríos va solo, nos permite ir de igual a igual. Buenos Aires no nos divide abajo, ahora. Podemos canalizar un proyecto por el centro, por el medio, y que no tengamos que ser parte de la discusión de una grieta. Somos vecinos comunes que en esta circunstancia nos permite ser parte de un proyecto provincial y llegar a gobernar.

— LS: Platón lo dijo hace más de 2 mil años: ‘el precio de desatender la política es que nos gobiernen los peores’. El mensaje va especialmente a los jóvenes, si hoy no se comprometen por su futuro, no van a poder diseñar nunca su futuro, van a ser víctimas de las circunstancias. Decimos que ya basta de llorar y echar la culpa a otros. Cuando estoy operando, meto la mano yo y no puedo echarle la culpa a otro, a la prótesis, tengo que solucionar el problema ahí. Los responsables somos nosotros, es nuestro mensaje.

—  MO: Instalamos el proyecto vecinalista como alternativa y confluencia de ideas y diversidad, donde se pueda confluir en un proyecto integrador. El vecinalismo pasa a ser el espacio de centro que nos permite la viabilidad de una propuesta política que pueda refundar la democracia como una real concreción de la realidad de la gente, la democracia al servicio del pueblo, no al servicio de quienes hoy han utilizado la política para enriquecerse. El vecinalismo intenta reflejar localidades que han mostrado que se puede gobernar y hacer las cosas bien, ser transparentes, como Cerrito, Libertador San Martín, Oro Verde o Valle María. Hace 30 y pico de años están demostrando que es el proyecto donde la gente se integra, donde el vecino puede ser parte, donde el desarrollo y la producción van de la mano con la educación y con la salud.

Glifosato vs. Silicon Valley entrerriano

–  ¿Qué problemas han detectado en Entre Ríos?

—  LS: Hay un gran problema alimentario en la provincia, en Crespo quizás no lo padecen, pero sí en el resto de la provincia, como Concordia o Paraná. Si vamos a la salud, Uds. padecen de algo muy importante en el centro de la provincia que es el cáncer y las malformaciones congénitas. No olvidemos que Entre Ríos es ‘la capital mundial del cáncer’. San Salvador, Urdinarrain y Basavilbaso son las tres ciudades con mayor incidencia del cáncer en el mundo, y el séptimo lugar es para Gualeguaychú. Las malformaciones congénitas en esta zona aumentaron un 300%; en linfomas y leucemia, los cánceres líquidos, de cada diez chicos en el Hospital Garraham, tres son entrerrianos. Ocupamos el 30% de las camas allá pero somos el 2% de la población nacional. Hoy ya no se discute más quién es el culpable: el culpable es el glifosato. En California fue sentenciado Monsanto y acá seguimos hablando de ‘buenas prácticas’. Hay libros escritos confirmando esto, pero nuestros diputados y senadores nunca los leyeron ni pidieron asesoramiento a nadie para ver si es verdad o no. Planteamos que primero es la salud, qué pasa con el saneamiento ambiental, con la ecología y el medio ambiente. ¿Qué pasa con la matriz productiva, hay que cambiarla?

–  ¿No le temblaría el pulso si debe firmar un decreto o presentar un proyecto y pelearse con Monsanto y la red de productores y profesionales que prosperan a su sombra?

—  LS: Para hacer un proyecto de ley debo consensuar primero con los productores. Mostrar otra alternativa que se pueda hacer. Creo que el círculo virtuoso que debe recuperar la provincia es la producción de proteínas a partir de carne de vaca, cerdo y cordero. También hay que terminar con la primarización de la producción, hay que sacar valor agregado. ¿El campo nos va a mantener toda la vida? ¿Qué vamos a hacer? ¡¿Vomitar empleados públicos y cuatro que laburan toda la vida?! Eso no va más. Hace poco salió un barco con maderas de Concepción del Uruguay. Ya Belgrano había planteado a comienzos del siglo 19 que mandar materia prima sin valor agregado era enriquecer a otros países. Me gustaría que los barcos salgan con mesas y sillas hechas acá. En Oro Verde podríamos hacer un Silicon Valley, como están haciendo en Israel o en Singapur, que son potencias en la economía del conocimiento, el uso del cerebro.

–  Acá la producción de esos cerebros ya está en Oro Verde.

—  LS: Y tengo que darles un lugar para que laburen y mezclarlos, como hacen en Silicon Valley, donde buscan a los mejores, los mezclan y el resultado es excelente. Así hace la Universidad de Buenos Aires, que está entre las cien mejores universidades del mundo. Hace este tipo de mezclas, en Lugano. Lo que queremos hacer es desarrollar la investigación, desarrollar al ser humano. Otra cuestión es la falta de una ley de formación de precios, es lo que está matando al productor. Cómo es posible que un tambero cobre cuatro pesos por litro, con 40 pesos se hace un kilo de queso pero se paga 600 pesos. Algo está pasando.

–  ¿En otros países hay ley de formación de precios?

—  LS: En Europa. Acá un zapato sale con márgenes del mil por ciento, en Italia hay límites al precio del zapato, por dar un ejemplo. Pero debemos tener un gobierno que no asesine al productor. A mí me sacan el 72% en impuestos, de lo que yo laburo en la actividad privada. No me deja para ahorrar. En Europa, Noruega es el país que más saca, el 60%, pero con servicios e inversiones de la mejor calidad.

En el Senado

–  ¿Cuál es su perfil del senador?

—  MS: Tenemos muchos proyectos de ley para promover. Como soy bromatólogo, tengo estudios sobre medio ambiente y recursos naturales. Se puede reconstruir la provincia parando la fuga de capitales que están atacando los recursos naturales por falta de gestión del Estado. En Victoria se están perdiendo, por ejemplo, 40 millones de pesos, por utilizar guías truchas; lo sabe el Estado y lo siguen haciendo de todas maneras. Para los pescadores tenemos un proyecto educativo. Ayer, entregamos un motor fuera de borda Mercury 150, sin ningún tipo de intención política, a la cooperativa de pescadores de La Paz, para que compartan las embarcaciones para pescar por turnos. El motor que les dimos es para una embarcación de diez metros de largo para transportar mercadería. Si se escuchara los proyectos que tienen esos pescadores, pero no tienen apoyo de ningún tipo. En Victoria, tenemos los cuatro frigoríficos más grandes del mundo en producción de pescados de río, pero no tenemos un menú con pescado en nuestros comedores escolares. ¿Cómo se explica eso? Nosotros, todo el equipo técnico de la Confederación Vecinalista, no estamos esperando a llegar al gobierno para actuar, estamos haciendo ya acciones. En quesos, miel, pescado, leña, proyectos para conservación de bosque nativo, chacras renovables, que la leña no salga de la provincia y que se eviten los desmontes; tenemos proyectos de piscicultura, ecoturismo, avistaje de aves. Millones de proyectos.

—  LS: Tenemos una hidrovía en el Río Paraná que está espectacular, para que cinco mil lanchones que la recorren sean paraguayos, brasileños y bolivianos. Nosotros tenemos uno solo.

–  Y Flota Fluvial del Estado totalmente destruida en los noventa.

—  LS: Claro. Queremos volver a esas políticas de Estado.

—  MS: En Concordia, nuestro candidato a intendente tiene un proyecto de reconstrucción de ramales de ferrocarriles en directa relación con la Hidrovía. Se podrían reconstruir 55 mil puestos de trabajo. Hace veinte años que no le da bolilla nadie.

—  LS: Entre Ríos es una provincia que le da la espalda al río Paraná, uno de los ríos económicamente más importantes del mundo. No lo ocupamos bajo ningún punto de vista, para sacar la producción zonal. Todo lo que queda fuera de un radio de 200 kilómetros para el camión ya no es rentable. Dentro de los 200 kilómetros predomina el flete del camión. Un cajón de naranjas por cada cien pesos, 48 es flete de camión; si lo llevaríamos por barco, el costo del flete baja a dos pesos. Hoy no hay un solo evento en el río, no se hace la maratón náutica Paraná – Hernandarias. No hay interés político. A nosotros nos dijeron ‘necesitamos pobres que nos voten’.

Bordet y Urribarri

–  ¿Bordet no cambió nada respecto a Urribarri?

—  LS: Vaya a Concordia, Bordet estuvo ocho años, recibió más de 3 mil millones de pesos, y Concordia paso de segunda a tercera ciudad más pobre de la Argentina. En materia de saneamiento ambiental, para ser Haití a Concordia sólo le faltan ‘los negros’.

—  MS: En la política actual solo se busca el efecto publicitario. No se busca el proyecto de vida. El rostro de las personas no está.

—  LS: Tenemos 7 mil ríos, pero le compramos a Santa Fe en negro, 1.500 millones de peos en verduras. Pasan por el túnel subfluvial sin ningún control. ¡¿Cómo es posible que importemos por esa plata, no tengamos un vivero y no recuperemos el cordón verde hortícola de la provincia?!

–  ¿Qué pasa con los planes ‘alimentos para todos’? ¿No funcionan?

—  LS: Funcionan, pero deben ir asociados con la educación. Hay que educar en nuevos alimentos, no es tan fácil, y tener la posibilidad de acceder. Hoy la gente perdió el derecho a una alimentación sana desde la panza de la mamá embarazada. ¿Qué capacidades tienen esos chicos para hacer una actividad bien, que pueda mantenerse con su laburo? La dignidad te la da el trabajo. Como médico le comento que amputé hace poco cuatro piernas por diabetes, el más grande tenía 44 años, el más joven 33. Y antes los amputados eran a los 70 años.

–  ¿Por qué bajó tanto la edad?

—  LS: Por la mala alimentación de una mamá embarazada su hijo va a ser ‘bruto’, pero además el páncreas y el hígado quedarán condicionados a enfermarse. Ya fracasó porque no recibió la alimentación que necesitaba. A su vez, el centro norte de la provincia tiene un altísimo índice de dializados por culpa del agua que es altamente tóxica en nitritos y minerales. Cada dializado sale cien mil pesos por mes. Solamente Federal tiene 254 dializados. En el norte hay 7% de dializados, una proporción muy alta. Cuando una persona debería estar en plena actividad productiva, a los 30 o 40 años, está enfermo. Por los problemas de saneamiento ambiental, hemos ‘recuperado’ enfermedades del siglo 17.

–  ¿Como cuáles?

—  LS: Se cuadruplicó la sífilis, aumentó la blenorragia, también la tuberculosis.

Las drogas

–  Y con la droga, ¿qué hacemos?

— LS: Hay dos cuestiones. Una es económica; hay tipos que tienen autos, motos, casas a todo lujo. ¿Dónde están las inspecciones de AFIP y de ATER? Por otro lado, el narcomenudeo. Yo tengo que formar líderes positivos, no líderes negativos que venden droga. Con plata del IAFAS voy a los clubes de barrio y les financio actividades deportivas y culturales para los chicos del barrio. Con uno sólo que yo evito que se falopee, el club ya me está devolviendo. Porque hacer el tratamiento de un adicto cuesta 80 mil o 90 mil pesos por mes. Es lo que paga el club en electricidad y otros gastos para atender a los chicos.

–  Por un lado, el Estado persigue al narcotráfico; por otro, la economía se hunde y no genera otras pymes que no sean narcomenudeo. La sociedad queda atrapada entre la violencia del Estado y el narcotráfico. Argentina puede transformarse en Colombia.

— LS: Y al no mezclarnos no sabemos qué le pasa al otro, porque ponemos una brecha. Como en Brasil, donde en Maceió hay una avenida que divide a los pobres de los ricos. El que pasa de un lado al otro no vuelve más. Una polarización terrible. La grieta juega en ese sentido. Esta polarización ideológica del neoliberalismo está puesta a propósito, para que nos matemos, pero Macri y Cristina son socios. El genio fue el ‘narigón’ (Néstor Kirchner; N. de R.) que vio cómo repartir la guita entre los grupos empresarios y los políticos.

—  MS: Nuestro espacio no es ni un capricho ni una aventura, es una realidad y una necesidad, un compromiso de cada uno de nosotros. Esperamos que la gente entienda que hay grandes mercaderes de la política que han gobernado todo este tiempo, que saben a dónde van. O nos gobierno la izquierda o nos gobierna el mercado. Hoy nos gobierna el mercado y la política está pasando al costado de la gente. Y cuando gobierna el mercado pasa esto, sólo somos un número.

Quiénes son

Los entrevistados son precandidatos de la Lista Nº15 Confederación Vecinalista de Entre Ríos, alianza política provincial que se formó en torno a los partidos vecinalistas que se distribuyen por la geografía entrerriana. Es la primera vez que estos grupos políticos confluyen una lista provincial propia.

Lino Sapetti es precandidato a gobernador; médico traumatólogo, Jefe del Servicio de Traumatología del Hospital San Martín de Paraná.

Marcelo Sapetti, hermano del anterior, es precandidato a senador por el departamento Paraná y licenciado en Bromatología.

Pedro Alberto Olivetti, precandidato a diputado provincial, periodista.

Santiago Fabián García, contador de Crespo, integra la lista de diputados provinciales en el 15º lugar.

Venéreas en Crespo y Paraná Campaña

–  ¿Por qué aumentan las venéreas?

—  LS: Por falta de políticas educativas. Yo a los chicos tengo que decir con claridad. Acá en Crespo, Viale, Cerrito, hay un gran problema de parvovirus. Una mujer que tiene sexo oral con un varón contaminado le va a quedar una infección en la garganta y nunca más se va a curar. Son enfermedades venéreas que afectan la zona de la vulva y el ano, y si se hace sexo oral pueden llegar a la garganta. El concepto mundial es explicar claramente que el sexo vaginal, anal u oral se haga con preservativo. Pero hay que explicarlo. En Salud hay una falta total de presencia del Estado. En los setenta se pensaba que ya no había más sífilis, lepra, tuberculosis, pero volvieron esas enfermedades. Mis colegas jóvenes, que hacen diagnósticos, nunca vieron esas enfermedades. Yo las veía en los libros y ahora estoy viéndolas en la realidad

Discapacitados

El traumatólogo Sapetti alertó sobre la estadística muy alta con las secuelas de accidentes viales. “Cuántos chicos quedan discapacitados por caerse de la moto. Yo me cansé de ‘rearmar’ gurises en el hospital o ver gurises que quedan descerebrados, ‘hechos mierda’, jóvenes con unos físicos impresionantes pero destrozados. De todo politrauma queda una secuela. De cada diez discapacitados de la provincia, ocho se podrían haber evitado; cuatro porque no tuvieron las condiciones necesarias para nacer bien; cuatro porque se hicieron ‘mierda’ en un accidente”.

Viviendas y saneamiento

“Muchas veces plantean si se debe dar casas gratis. No son gratis. El simple hecho de dar una casa con redes y con conectividad de colectivos, el simple hecho de vivir en condiciones dignas. Hacer la cloaca en un barrio se paga sola en un año al ahorrarse las familias ir al hospital por enfermedades debidas al mal saneamiento, como diarreas.” (Lino Sapetti)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here