Nogoyá.- Los más de 20 días de cuarentena que llevamos los argentinos han permitido, más allá del contexto de prevención, conocer nuevas maneras de comunicación, de entretenimiento y ocio. En su mayoría el soporte elegido para difundir las alternativas, son las redes sociales.

Nogoyá no escapa a esto, los medios de comunicación radiales y televisivos han adaptado sus programaciones y brindan espacios de recreación con profesoras de zumba, Djs y músicos locales.

En este contexto, Jorge “Lelo” Barreto también encontró la forma de relacionar la música con la cuarentena.

El nogoyaense, que es sonidista del grupo santafesino Los Palmeras, aprovechó la tranquilidad del aislamiento social preventivo obligatorio e incurrió en la composición musical.

Lelo, actualmente está residiendo en Rosario y en ese lugar se le ocurrió la idea de armar una canción sobre todo lo que está pasando. “Primero pensé el titulo, vivo en una gran ciudad y el ruido es constante, pero con esto de la cuarentena todo quedó en silencio, era algo increíble” relató el sonidista en FM del Éxodo.

Sobre la canción, explicó que le pasó el borrador de la canción a Manuel Torres, músico y compositor de Monchito Merlo. “Fue el que ajustó el proyecto que tenía sobre la letra, en principio queríamos hacerlo con distintos artistas pero el aislamiento y cuestiones de sellos comerciales impidieron que esto suceda, por eso recurrí a Simón Merlo y buscamos la melodía adecuada, armamos la música y elegimos una base al estilo Alejandro Lerner, con mucho piano” detalla.

Barreto también sumó a su proyecto a Bruno Orgáz, “es el director musical de Soledad Pastorutti y unos de los mejores pianistas del país. Cada uno desde su casa hizo su aporte, fuimos ajustando detalles y logramos sacar el tema ayer lunes” relata emocionado el nogoyaense.

Respecto a los detalles de la composición, Lelo contó que fueron tres días para armar la letra, “generalmente en horas de la medianoche que es cuando llegan las ideas la fui armando, cuando la tuve se lo comenté a Manuel Torres, hizo los ajustes y correcciones y pasamos la letra a Simón Merlo para que comenzara a cantarla. Es la primera vez que escribo algo, la verdad que me sorprendí mucho, tenía que pasar algo así como la cuarentena para que descubra esta nueva fase en mí, que en el día a día uno no descubre. La tranquilidad y la calma de estos días llevaron a que surja esta obra” reconoce.

Sobre el contexto que se vive en cuarentena, Lelo dio su punto de vista: “más allá de todo lo feo que nos está pasando, creo que en estos días están surgiendo nuevas alternativas para comunicar el arte de la música, vemos muchos músicos en vivo a través de las redes, algunos muy conocidos, otros de los consideramos viejos y sin dudas que también conocemos nuevos talentos”.

SILENCIO EN LA CIUDAD

 

Silencio en la cuidad

vacío y soledad

es tal, que el corazón hoy se nos quiere escapar

Silencio en la ciudad

insomnios y algo más

dejemos que la calma hoy le gane a la ansiedad.

 

No mires para atrás

los miedos pasarán

porque si tú te cuidas

es cuidar a los demás.

 

Abramos las ventanas

que entre el sol de la mañana

y que nos pegue en la cara,

un viento de libertad.

 

Abramos nuestras almas

con amor, fe y esperanza

y cantemos alabanzas,

por el mundo y por la paz

por el mundo y mí ciudad

 

Silencio en la ciudad

conciencia nada más

un bosque de cemento

que del fuego hay que salvar

Silencio en la ciudad

paciencia y ya verás

que solo es un letargo,

pero ya despertará.

 

Y entonces una vez más

comenzará a rodar

la rueda de la vida y la alegría volverá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here