El 1° de diciembre se conmemoró el Día Mundial de Lucha contra el Sida, en relación a esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un extenso informe, en principio detallando que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de defensa contra las infecciones y contra determinados tipos de cáncer. A medida que el virus destruye las células inmunitarias e impide el normal funcionamiento de la inmunidad, la persona infectada va cayendo gradualmente en una situación de inmunodeficiencia.

La inmunodeficiencia aumenta el riesgo de contraer numerosas infecciones, cánceres y enfermedades, que las personas con un sistema inmunitario saludable pueden combatir.

La fase más avanzada de la infección por el VIH es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o Sida que, en función de la persona, puede tardar de 2 a 15 años en manifestarse. Las personas que padecen Sida pueden contraer ciertos tipos de cáncer e infecciones o presentar otras manifestaciones clínicas de gravedad.

Vida Normal

En una entrevista que realizó Paralelo 32 hace unos meses a la Dra. Laura Petrucci, responsable del Programa HIV Sida de la provincia, comentó que actualmente –en base a una batería de fármacos- un paciente que se lo trata desde la primera etapa, al inicio de la  enfermedad la calidad de vida es muy buena, solamente debe tomar la medicación y hacer los controles en forma similar a la de cualquier persona.

También hay que explicar, según la funcionaria, que esta no es una enfermedad contagiosa sino que se transmite por vía sexual, perinatal o sanguínea. Agregó que  si una persona  tiene un diagnostico positivo, pero cumple con un  tratamiento anti retroviral y su carga viral es indetectable, el riesgo de transmisión es menor. “Pero no podemos decir que es nulo, porque esa persona convive con el virus”.

En función de su experiencia y de acuerdo a los casos en tratamiento, la persona puede llevar una vida normal si cumple con la terapia indicada.

Casos

Entre el 2016 y 2017 se sumaron 150 casos nuevos por año, pero muchos que padecen la enfermedad no la informan oficialmente y esto puede modificar en parte las estadísticas. Se estima que actualmente oscilan en los 1.100 a 1.200  positivos en la provincia, reportados. De acuerdo a un último informe de Salud de la provincia, en el 2018 fueron 72 los casos reportados.

En la ciudad de Victoria son 20 los que están en tratamiento y en el último año, reportado se agregó uno más, en total 21.

Los pacientes que no tienen obra social, el Estado a través de la Dirección Nacional de Sida remite la medicación en forma gratuita para los tratamientos en todo el país.

“Se solicitan la cantidad de dosis que se necesitan en forma bimensual y recibimos las partidas correspondientes”, sostuvo Petrucci.

Las obra sociales y las pre pagas  tienen la obligación de cubrir la totalidad de la medicación, por lo cual los pacientes no tienen ningún costo porque  es gratuito. (Ley N°  23.798, Prevención y lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida –SIDA-, Art. 21).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here