“Sería un despropósito producir 1.000 litros de agua diarios por persona”

0

Victoria.- El uso responsable del agua potable es un tema que requiere del compromiso de toda la comunidad de Victoria. Ya en su primera gestión el intendente Domingo Maiocco señalaba que en la ciudad había un consumo enorme de agua, en relación a la cantidad de habitantes. En la actualidad, con la bajante sostenida del río, el tema ya es ineludible.

Por su parte, el director de Obras Sanitarias, Sebastián Uhrig, se refirió al tema. “Hoy en día, con las lluvias, hemos estado produciendo 14 millones de litros de agua y ha sido suficiente; hemos tenido que parar la producción porque ha estado todo lleno. Esto deja en claro que el problema de la falta de agua es que muchos vecinos la utilizan para refrescarse cuando hace calor”, argumentó Uhrig.

Un dato que aportó el director de Obras Sanitarias es que, en mayo de 2019, había muchas roturas de caños; tenían 18 roturas de caños grandes y 150 reclamos abiertos. “En ese invierno había muchos caños rotos y aun así no había faltante de agua. Esto da cuenta de la magnitud de cuando la gente está sofocada por el calor, deben haber más de 10.000 canillas abiertas a la vez, más todos los tanques tratando de llenarse. Y todo esto de manera sostenida”, explicó.

Por otro lado, reiteró que en días de calor no alcanzan ni 22 millones de litros de agua diarios, pero que en invierno son suficientes muchos menos. Con base en lo anterior, dijo que es importante que todos tomemos conciencia del uso responsable del vital elemento.

Asimismo, según Uhrig los victorienses usamos alrededor de 350 litros de agua diarios por persona; sin embargo, en días de altas temperaturas, ese promedio sube a más de 500 litros por persona. “Si produjéramos más agua en días de calor, más agua se tiraría”, comentó.

“El volumen de agua que se produce es más que suficiente. El camino no es solamente producir más agua, el camino es tomar conciencia”, remarcó.

Hay obras de inversión importantes en la planta potabilizador. Pero todo esto no va a alcanzar si se tira más agua de la que se produce. Vamos a tener la cañería nueva, la planta con importantes inversiones, pero si no cambiamos la forma en que consumimos agua, nos vamos a encontrar con los mismos problemas de siempre”, se explayó.

En resumen, el punto de Uhrig es claro: en invierno el agua que se produce alcanza y sobra, pero en verano hay un exceso en el uso de la misma. Sin lugar a dudas que el Estado debe estar presente con obras para que todos los victorienses puedan tener agua, ya que, irónicamente, mientras algunos utilizan de más, otros ni siquiera tienen para lo básico. Entonces, no sólo el Estado debe trabajar en el tema, sino toda nuestra comunidad.

“Sería un despropósito producir 1.000 litros de agua diarios por persona; hoy en día tenés el río bajo y nos cuesta más producir agua potable por la sedimentación y se usan más productos químicos, el valor y los tiempos se triplican. Incluso, es tan alto el consumo que la rotación del abastecimiento del policloruro, que viene en camiones, no le da el circuito para llegar en el tiempo que necesitamos”, añadió. En conclusión, la problemática de la faltante de agua es una cuestión que debe solucionarse en comunidad, ya que no es culpa de la bajante, sino del consumo. Cada usuario debe saber que el recurso no es infinito y que no hay que utilizarlo incorrectamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here