Victoria.- La kinesióloga Carolina Ceola, habló con Paralelo 32 sobre la medicina osteopática. En este sentido, remarcó los beneficios y explicó su funcionamiento. Entre las aplicaciones que tiene, indicó que sirve para tratar patologías de la Articulación Temporomandibular, dolores de cuello y adormecimiento de brazos y manos, hernias de disco, dolor de cintura y ciática, cefaleas y migrañas, vértigo, entre otras.

“La medicina osteopática es una técnica dentro de la Kinesiología que permite evaluar, diagnosticar y realizar un Tratamiento Terapéutico manual a las disfunciones de movilidad articular y de tejidos músculo esqueléticos, nervios, viscerales y circulatorios según su relación con la aparición de las enfermedades”, comenzó Ceola. Y, continuó: “Recupera el equilibrio mecánico de los diferentes tejidos dañados identificados en el diagnóstico funcional”.

—¿En qué consiste la osteopatía?

—La Osteopatía trata la causa real del problema físico y no sólo su síntoma. Se evalúa el estado anatómico y funcional del paciente, ya que la disfunción primaria o causa real suele situarse lejos del dolor que sentimos, por lo tanto, en osteopatía tratamos otros segmentos a distancia causantes del encadenamiento de tensiones musculares, de disfunciones articulares, que sobrecargan el tejido que presenta el dolor.

—¿Cómo funciona la osteopatía?

—La osteopatía funciona respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier patología. Es una de las técnicas de la fisioterapia con mayor auge en la última década gracias a que proporciona al profesional un enfoque global de la salud, la enfermedad y el tratamiento de las patologías del aparato locomotor. La base fundamental de la osteopatía es el movimiento: toda estructura tiene una capacidad autónoma de moverse. Dentro de la terapia manual osteopática, existen tres grandes pilares de los cuales se sustenta: la osteopatía estructural, la osteopatía craneal y la osteopatía visceral.

Seguidamente, comentó que la osteopatía estructural está dirigida al sistema músculo esquelético. Ésta, según la profesional, se aplica en patologías de la Articulación Temporomandibular, dolores de cuello y adormecimiento de brazos y manos, hernias de disco, dolor de cintura y ciática, y lesiones deportivas (dolor de hombro y de tobillo).

Luego, Ceola definió que la osteopatía craneal está dirigida a todo el sistema del cráneo, tanto óseo como de membranas internas, y al conjunto cráneo-sacro. A este respecto, especificó que este ámbito de la osteopatía sirve para tratar cefaleas y migrañas, vértigos, dolores de cabeza en niños por caídas desde pequeños, reflujo y acidez.

A su vez, la osteopatía visceral está dirigida a los órganos y vísceras. En este caso, se aplica para estreñimiento, colon irritable, cicatrices por cesárea, apéndice, etc.

“La medicina osteopática se encuentra dentro del amplio abanico de las disciplinas fisioterapéuticas, consistente en un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos como alternativa a los problemas y dolencias de la salud, evitando la aplicación de métodos invasivos y dañinos para nuestro organismo”, remarcó la kinesióloga.

Sumado a lo anterior, añadió que la medicina osteopática “proporciona al profesional un enfoque global de la salud, la enfermedad y el tratamiento de las patologías del aparato locomotor”.

“Las vísceras están conectadas a una región de la médula determinada, pero esa misma región está relacionada, a su vez, con una zona de piel, una parte ósea, un grupo de músculos y determinados vasos sanguíneos. A este nivel de la médula que le corresponden todas estas estructuras le llamamos metámera, por lo tanto, una afectación visceral repercutirá en las demás estructuras que pertenezcan al mismo nivel metamérico”, argumentó.

“Se conoce que las vísceras y sus disfunciones están relacionados a problemas psicosomáticos: las emociones se conectan con los órganos y éstos pueden entrar en disfunción por las emociones. En osteopatía se trabaja así, todas las piezas de la maquinaria corporal se interrelacionan, y son de suma importancia para que el cuerpo funcione a la perfección”, prosiguió.

—¿Para quién está indicada la osteopatía?

Gracias al concepto holístico de la osteopatía (que entiende el cuerpo como un todo), su uso está recomendado para una amplia variedad de trastornos y alteraciones orgánicas: Osteo-articulares y músculo-esqueléticas: esguinces, contracturas, tendinitis, radiculopatías (Síndrome del túnel carpiano, pérdida de sensibilidad), dolencias fruto de dismetrías estructurales (miembros de distintas longitudes), etcétera. Digestivas: colon irritable, estreñimiento, gases, hernia de hiato, gastritis, etcétera. Genito-Urinarias: incontinencia, amenorrea, dismenorrea, cistitis, trastornos menopáusicos y otros. Sistema respiratorio: asma, tos, bronquitis, etcétera. Neuronales: cefaleas de distintos orígenes, migrañas tensionales. Pediatría: constipación, reflujo, llantos por caídas. Postoperatorios. Trastorno del sueño, fatiga, vértigos, cansancio generalizado, estrés, ansiedad, etcétera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here