Se viene la industria 4.0 a los talleres de carpintería

0

Crespo- Fitecma es una Feria Internacional de Madera y Tecnología que proyecta cada año su exposición como “el punto de encuentro para hacer negocios en la industria de la madera y el mueble». En este 2022, la convocatoria tuvo entre sus participantes a un grupo de crespenses.

Silvio Heinzenknecht comentó a Paralelo 32 que «Siempre es interesante estar. A partir del lanzamiento, con el grupo Carpinteros Unidos de Crespo solicitamos a la Municipalidad la colaboración a través de un móvil para realizar el viaje a Buenos Aires, y lo hicimos el viernes 15 de julio, siendo parte carpinteros, docentes y estudiantes de la Escuela Técnica, adonde doy clases, y un grupo que integra el polo Crespo del Centro Promotor de Diseño (CEPRODI), vinculado a la Asociación Latinoamericana de Diseño».

Heinzenknecht destacó a este medio que «es la oportunidad para conocer las nuevas tendencias del mercado, descubrir herramientas, herrajes, y así ir avanzando. Noté los aumentos en las listas de precios, hay máquinas que están a precio dólar y eso limita las chances de conseguirlas, pero al menos se brindan espacios para estrechar vínculos con fábricas y mantener contacto, que siempre es importante. Sabemos que cuanto más avanzados estemos en tecnología, mejores condiciones tendremos para competir. Se viene la industria 4.0, el momento de tecnificar la actividad, de incorporar software y es a lo que apunta el mercado, a darle eficacia a la industria «, dijo.



CEPRODI

El CEPRODI es una organización estratégica creada en 1997 por el Comité Nacional Argentina de la Asociación Latinoamericana de Diseño (ALADI), contando con aportes de importantes entidades representativas del accionar académico y productivo. Se reconoce en origen y capitaliza la experiencia desarrollada por el histórico Departamento de Diseño y Tecnología, creado en 1984 por el Diseñador Paolo I. G. Bergomi, considerada la primera iniciativa para la gestión de diseño en el país organizada desde el sector privado. “Tuvimos una participación con los Carpinteros Unidos allá por 2004 con el CEPRODI. No solo estábamos nosotros, sino otros rubros, como artesanos, por ejemplo”, recordó el entrevistado.

“Nos había convocado el Municipio tiempo antes, en plena crisis, y empezamos a hacer juguetes de madera. Ahí se fueron generando vínculos, también en gestión del actual intendente Darío Schneider. Estuvimos unos años, después por cuestiones laborales, de compromisos y tiempos, nos alejamos un tiempo”, agregó.

Explicó que “En diciembre de 2020 se acercaron para invitarnos nuevamente desde la entidad. Hoy estamos los carpinteros, pero también la Escuela Técnica, el Museo de Crespo, algunos docentes, arquitectos, diseñadores, artistas plásticos, entre otros rubros. En lo práctico, nos manejamos a través de un grupo de WhatsApp. Es difícil organizarnos de una manera más formal por los horarios de cada uno y demás responsabilidades que todos tenemos. Entonces, aprovechando la tecnología, estamos permanentemente comunicados”, destacó. “Es un organismo con más de 40 años de trayectoria. Organizan charlas, seminarios, capacitaciones, es una forma de tener acceso a profesionales y temáticas que, de otra forma, serían inaccesibles por cuestiones de dinero o por los contactos que son necesarios para llegar a ellos. En lo práctico, proponen un trabajo multisectorial y en red. No va por el costado económico, sino que todos aportan lo que saben y se llevan lo que les interesa, con participaciones activas y colaborativas, donde todos ganamos”, dijo.

Trabajar en la Argentina

Al analizar la actualidad del rubro en el que se desarrolla, planteó que “Estoy desde el ‘91. Empecé con un amigo ese año, son más de 30 años, siempre por cuenta propia. El avance tecnológico te da competitividad, pero tenés que ir de la mano con las tendencias. Las maderas están cada vez más caras y el mueble de melanina fue ganando terreno en ese contexto. Hay muchas maderas que son nativas, como el cedro y el roble. En comparación con el pino o el eucalipto, tardan más tiempo en reforestarse. Un pino o eucalipto en menos de diez años lo tenés. Pero las especies nativas pueden tardar entre 50 y 150 años en crecer. Es imposible reforestar con esas especies. Entonces esas piezas son cada vez más caras. Con la melanina todo es más rápido”, dijo.

“Las grandes fábricas empujan nuevas tendencias, hoy todo va relacionado con la renovación permanente, en todo, no solo con los muebles. Eso motoriza la economía, se lo bombardea con publicidad al cliente y a nosotros lógicamente nos ayuda. La melanina ahí encaja perfecto”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here