Se profundiza la crisis en la pesca de río

0

Victoria.- La pesca, que moviliza un sector importante de la actividad económica de nuestra ciudad e involucra a la industria frigorífica del rubro, se encuentra inmersa en una profunda crisis, producto de la persistente bajante del río, fenómeno que no había ocurrido en medio siglo.

El titular de Puerto de Fiscalización, Gustavo Andino, explicó que el descenso de las marcas hidrométricas no solamente es responsabilidad de la falta de lluvias en Brasil, sino que la canalización de la hidrovía Paraná Paraguay profundizó el lecho del río frente a la costa de Rosario y sedimentó en forma notable los riachos y arroyos que alimentan nuestros humedales.

La semana pasada, pescadores victorienses estuvieron reunidos con la comunidad de la isla de El Espinillo, donde en lugares cercanos al gran Paraná (frente a Rosario) están viviendo la misma situación. No se capturan bogas y son pocos los sábalos porque se han sedimentado y secado los cursos de agua y lagunas por falta de agua, por lo que el recurso ictícola se refugia en zonas más profundas hacia el sur ( Gualeguay e Islas).

Ha disminuido en consecuencia la cantidad de pescadores artesanales con fines comerciales, a tal punto que, criterio del funcionario, en nuestro departamento no superarían los 300, aunque se debe agregar los grupos familiares, acopiadores, frigoríficos vinculados a la actividad, por lo que sumarían más un millar las personas afectadas.

Andino lamentó que desde el 2006 no se exija la tramitación de la licencia para los que realizan la actividad. “Esto nos generó un inconveniente, porque le perdimos el rastro al pescador. Permitía conocer su familia y su hábitat, y así teníamos una relación más fluida”, remarcó. Dijo además que planteó esta situación a los funcionarios de la provincia para volver a esta metodología. Por otro lado, en caso de que en alguna oportunidad se ayude al sector, tendrían un padrón de los trabajadores reales, para evitar avivadas que se produjeron en ocasiones anteriores, como sucedió en 2006, cuando tenían registrados 144 pescadores y cuando se implementaron los subsidios los percibieron más de 800.

En diálogo con Paralelo 32, comentó además que si bien la isla se ha despoblado en los últimos años, esta bajante ha permitido que mucha gente nueva se instale en estos lugares, especialmente en la Segunda Sección. Se trata de cuidadores de hacienda, apicultores, y algunos construyeron emprendimientos turísticos.

Además -en otro orden- están trabajando en el Plan de Ordenamiento de los humedales en el marco de una comisión específica a tal efecto, para poder registrar y ordenar estas radicaciones o nuevas actividades permitidas.

Reclamos

Con respecto a los reclamos, Alfredo Camuglia, de la Cámara de Barqueros y Acopiadores, comentó que el viernes pasado estuvieron en Rincón de Nogoya con los trabajadores del río abordando estos problemas. Estuvo presente el Director de Fiscalización de la provincia, Ricardo Mazza, a quien le plantearon la situación, porque la bajante prácticamente ha imposibilitado desarrollar la actividad. En general se deben trasladar a grandes distancias, lo que representa un mayor gasto, especialmente en combustible, y lo que pescan no alcanza a cubrir los costos.

Han planteado la posibilidad de llevar a cabo medidas de fuerza. Aseguró que hace dos meses que vienen reclamando una ayuda pero hasta el momento no han tenido respuesta.

Es dable reconocer que, el que nos ocupa, es un sector que practica una actividad informal, porque no están inscriptos tampoco facturan, no tienen aportes ni obra social, aunque consideró que habría que censar a los pescadores artesanales para poder llegar al que realmente lo necesita.

Respuesta del Ministerio de la Producción

El Secretario de Agricultura y Ganadería, Lucio Amavet (segundo de la cartera de Producción), comentó que están al tanto de los problemas, de todas manera  lo único que recibieron de la Comuna de Rincón de Nogoyá y pobladores, fue la posibilidad de instalar un Puerto de Fiscalización en esa zona, para lo cual se debe celebrar un convenio con la provincia. Esto daría la posibilidad de compartir parte de los montos que se perciben en concepto de guías, y las autoridades del distrito podrían acceder a un ingreso extra. También podrían volcar parte de estos montos en ayuda a la familia de los pescadores, como lo ha manifestado.

Por otra parte comentó que han conformado una Mesa de Pesca integrada por representantes de Victoria, Rincón de Nogoya, Diamante, los cuatro frigoríficos de pescado de la provincia y funcionarios del gobierno. En la última reunión de la Comisión de Pesca Continental a nivel nacional, en la que se tomaron decisiones con respecto al recurso, la provincia, propuso continuar con la pesca estableciendo cuatro días de veda y mantener la actividad, por una cuestión de subsistencia.

Además tienen información de que mucha gente, ante esta realidad, dejó de pescar y actualmente trabajan en otros oficios, especialmente en la construcción, que ha experimentado una reactivación importante en la provincia.

También comentó Paralelo 32 que están trabajando con el Ministerio de Desarrollo Social para asistir a los pescadores que lo necesiten. “Nosotros seguimos manteniendo un diálogo permanente a través de la mesa en la que están representados todos los sectores. Son reuniones que hacemos en forma bimestral”, dijo, y añadió que se evalúa todo lo relacionado a la bajante y la forma en que afecta a la actividad.

Asegura que hasta ahora se han logrado acuerdos para sostener la actividad pesquera que, reconoció, está pasando por un momento complicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here