Hernández (Paralelo 32).- El pasado jueves 23 de julio se aprobó por unanimidad un controvertido proyecto para la venta de un terreno público valuándolo en litros de leche, según su cotización en el Sistema Integrado de Gestión de la Leche (SIGLeA) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

El proyecto fue presentado por la modalidad de “Iniciativa Privada”, es decir que surgió de un particular interesado en la adquisición, quien es titular de una planta de productos lácteos, que de esta manera accedió a un lote de 1.250 m2 propiedad del Municipio y lindero al emprendimiento, para destinarlo a la expansión  de sus instalaciones.

El monto, así como la forma de pago, fue propuesto por el adquirente, quien ofreció un valor total equivalente a 110.000 litros de leche, pagaderos 29.000 litros al momento de la firma del boleto de compra-venta y 18 cuotas de 4.500 litros.

La ordenanza fue aprobada sobre tablas, aunque durante su tratamiento no se pudo precisar con exactitud la cotización de la leche como tampoco el monto global de la operación en pesos.

Según lo expuesto, el oferente optó por esta metodología para compensar las consecuencias de la inflación.

Lo que llamó poderosamente la atención fue el tratamiento sobre tablas (en el mismo momento que ingresa) de una cuestión vinculada a un bien municipal. Si se procedía según el reglamento, ese día el tema tenía que haber sido ingresado para ser estudiado detenidamente por cada bloque, calculadora en mano y quizás en consulta profesional.

¿Quién fija el precio?

Consultado por Paralelo 32 el titular de Confederaciones Rurales Argentinas y también vecino de Hernández, Jorge Chemes, precisó que la cotización de la leche, al constituir un mercado regulado, históricamente viene mucho más atrás de la inflación.

“En estos casos, el valor que se toma es el del SIGLeA, de la Dirección de Lechería del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, que es el precio promedio del país”, explicó.

Cotización

Esa cotización aumentó el primer semestre de 2020 un 5%, siendo que la inflación del mismo periodo fue del 13,6% (Indec). Quien ingresa al SIGLeA observa que en junio 2019 el litro cotizaba un promedio de $ 15,15 y en junio 2020 $ 18,25. Estas cifras representan un 20% de aumento en un año. Si el negocio se habría hecho un año atrás la Municipalidad estaría en evidente pérdida.

Antecedente en Córdoba

Coincidentemente con esta venta a valor especie, esta semana se conoció un Plan Precio de Leche en la provincia de Córdoba, anunciado por Codesur, una firma que trabaja en el diseño y desarrollo de proyectos inmobiliarios en distintos puntos de la provincia, principalmente en las localidades de Río Cuarto, Río Tercero, Villa Allende y Villa María, donde se produce casi el 40% de la leche nacional.

El “plan tambero”, como lo denominan en la firma, no tiene nada que ver con el canje ni con la entrega, sino que se parece a un método que ya se viene empleando hace tiempo en el mercado con los granos, y va por el lado de la cotización.

En concreto, explicó Infocampo, lo que se hace es tomar el valor del litro de leche como referencia para cotizar las cuotas, que están expresadas en litros, y que son todas iguales a lo largo del plan. “Sabemos que la economía del productor ronda en función del precio de litro de leche y de la cantidad de leche que va a producir. Invertir así es más sencillo, dado que el productor tiene una aproximación de la producción y de los litros libres, y más allá de que aumente o disminuya el precio del litro lo podrá pagar, porque se compromete a abonar el equivalente a litros traducidos a la cotización del mercado“, explicó uno de sus directivos.

En otras palabras, la firma ata su suerte a la del sector tambero.

Si bien en el tambo el precio suele quedar atrasado en relación a los costos, desde Codesur toman en cuenta que eso en algún momento se ajusta. “El litro pasó de valer $4 en mayo de 2016 a $18,24 en mayo de este año”, recordó el directivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here