Victoria.- El equipo de Defensa Civil, junto al personal municipal que realiza tareas de fumigación y prevención del Dengue, diseñaron ‘ovitrampas’ para contener la propagación de su vector, el Aedes Aegyptis, que además es transmisor de otros virus como el Zica y Chucunguya, cuyos síntomas asociados incluyen también fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y articular, además de un malestar general.

Al respecto, Paralelo 32 dialogó con el empleado Gustavo Brassesco, quien tiene una amplia trayectoria en el ámbito privado en control de plagas, fumigaciones y demás aplicaciones, que está a cargo de la implementación de ovitrampas, ubicándolas en diferentes puntos de la ciudad, con el fin de, obtener información y estadística sobre la presencia del vector.

Las ovitrampas o trampas de oviposición son recipientes que se pintan de negro, donde las hembras de los mosquitos depositan sus huevos, que pasan por los estadíos de larva y pupa hasta llegar al mosquito adulto. Suelen usarse en la vigilancia de vectores Aedes y pueden modificarse para eliminar poblaciones inmaduras o adultas del mosquito.

Con un número suficientemente elevado de trampas (a las cuáles se les coloca un código de seguimiento), y que se renueven con una frecuencia de 7 a 10 días, se puede reducir la densidad de las poblaciones de mosquitos. También contribuye a acortar la esperanza de vida de los vectores, lo que reduciría la cantidad que puede llegar a resultar infecciosos.

“A partir del 1º de noviembre se ubicaran en los cuarteles nuestra ciudad”, comentó Brassesco y añadió que a esta tarea se suman equipos municipales al corte de pasto, desmalezado y limpieza de veredas en calles Dorrego y bulevar Rivadavia; Larrea, desde Alem a Ángel Balbi; zona costanera; ingreso al barrio del Quinto Cuartel, sobre calle Juan Carlos Stratta; bulevar Eva Perón y 25 de Mayo, y en la Plazoleta Francisco Arce.

“Pensamos hacer un lanzamiento de una campaña 2020-21 de lucha contra el Dengue, la idea es hacer un informe de lo actuado, y de cómo encararemos lo que viene del año y los meses subsiguientes de verano”, amplió Brassesco y dijo que han asistido a un curso dictado por Epidemiología de la provincia, donde se acordó hacer esta colocación de ovitrampas de forma coordinada en todos los departamentos, “Este mecanismo de prevención contribuirá a evitar que tengamos casos de dengue autóctonos, ya que al mosquito lo tenemos entre nosotros. Calculamos colocar entre 24 y 36 ovitrampas, pero lo podemos expandir de ser necesario”.

Mientras tanto, el panorama de sequía puede tener algún beneficio porque se desalienta las condiciones para su hábitat, “Pero nada asegura que surjan lluvias intempestivas, como la que se desató esta semana sobre estas latitudes, y tenga una crecida exponencial”.

Dónde hubo casos

Brassesco confirmó que las zonas donde hubo casos, como en el Tercero, Cuarto Cuartel y Quinto Cuartel harán especial acento en la prevención, si bien en el resto de la ciudad no se registraron contagios, “Tenemos que empezar a ver dónde tenemos Aedes Aegyptis para sacar todos los focos depositarios de huevos, y evitar así que lleguen a la adultez y su consecuente reproducción”.

Asimismo, se ha incluido en este panorama preventivo a las oficinas de Juzgado de Faltas Municipal, Sala de Atención Primaria del barrio Lujan, Salón Comunitario en el Refugio del Quinto Cuartel, oficinas de IOSPER y Jefatura de Policía.

Por último, desde la comuna insisten en prestar colaboración para evitar la acumulación de basura en predios que son de transito común en cada barrio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here