La presencia de escorpiones o alacranes es característica de la época estival y comienzan a aparecer cuando llegan los primeros calores de la temporada. Ante la fuerte presencia de estos arácnidos, a través del Ministerio de Salud la responsable del Centro de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológica de Entre Ríos (Ciaater), Analía Corujo, aseguró que “Los escorpiones prefieren lugares secos, debajo de piedras, ladrillos, cañerías, entrepisos y pozos. Se los encuentra en lugares húmedos (sótanos, túneles, depósitos, desagües y cámaras subterráneas). Son más activos durante la noche y se alimentan de artrópodos, especialmente grillos y cucarachas”.

En este marco, desde la cartera sanitaria instan a la población a acrecentar las acciones preventivas en los hogares. En cuanto a la protección personal, se recomienda sacudir bien la ropa antes de colocársela, mantener la limpieza de muebles y espacios, y tener el hábito todas las mañanas, cuando uno se va a calzar, de sacudir el calzado.

También resulta efectivo colocar filtros en las bachas de la cocina y del baño, en las bañeras, ya que los escorpiones se acercan a las viviendas por los resumideros y cañerías. También asegurar las ventanas con telas mosquiteras o de trama fina, y poner burletes en las puertas. En tanto, Corujo aseguró: “Si uno les brinda refugio y agua, el alacrán va a entrar a la casa. Los insectos son el alimento que prefieren, por lo tanto hay que mantener el hogar libre de cucarachas”.

En lo que respecta a los síntomas, estos se inician al pasar 30 a 45 minutos de la picadura y se presentan alteraciones cardiovasculares (taquicardia y luego bradicardia, opresión precordial, arritmias, insuficiencia cardíaca), respiratorias (taquipnea, bradipnea, distrés, edema agudo de pulmón), hipersecreción glandular (sialorrea, rinorrea, epífora, sudoración), cefalea, palidez, hipotermia. También dolor abdominal, diarrea, vómitos que se consideran signo de gravedad, al igual que los trastornos del sensorio (confusión mental alternada con excitación psicomotriz, temblores y/o convulsiones tónico clónicas).

Cabe destacar que el veneno puede causar accidentes graves y fatales, especialmente en niños pequeños y ancianos.

La mayor carga de escorpiones está en el centro de la ciudad y “la fumigación no resuelve los problemas con este insecto”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here