El gobernador Gustavo Bordet ratificó que gestionará ante el gobierno de Alberto Fernández un nuevo esquema para la distribución de las regalías de Salto Grande, y una mayor participación en la conducción de la CTM (Comisión Técnica Mixta). “Ambas acciones nos permitirán desplegar las obras necesarias para diversificar la matriz energética y repensar el cuadro tarifario”, sostuvo el primer mandatario provincial.

“Salto Grande es de los entrerrianos, así lo establece la Constitución de 1994 y no tenemos hoy ningún beneficio tangible por la energía que generamos”.

En este sentido, precisó que en la actualidad Salto Grande genera una energía donde la distribuidora Camesa le paga el kilovatio a 440 pesos y esa misma distribuidora se lo vende a Enersa, la empresa provincial de energía, a 1.900 pesos. “Entonces ese desfase del precio de generación de la energía es lo que queremos corregir”, explicó el gobernador quien precisó que “si se corrige el precio de la generación de la energía, nosotros vamos a tener más regalías que lo que percibe Entre Ríos por eso”.

En este sentido, puntualizó que “al tener más regalías se podría hacer, por ejemplo, un rebalanceo del cuadro tarifario que beneficie a todos los entrerrianos”.

Puntualizó que “es un reclamo central, sobre el que insistimos todo este tiempo y no tuvimos éxito y que nos hemos comprometido en el acta que firmamos en Rosario con el nuevo presidente, Alberto Fernández”.

Héctor Maya

También hay otro antecedente que avala lo expresado por el gobernador. Se trata de la Ley “Maya” (N°24954), autoría del ex senador entrerriano Héctor Maya (que contempla redistribuir el excedente que generaba Salto Grande), a quien Paralelo 32 consultó sobre este tema.

El ex legislador explicó a nuestro medio que la norma está vigente desde el 24 de abril de 1998 y se ejecutó durante la administración de Carlos Menem. Comenzaron girando el  25% el primer año, después llegó al 50 % y finalmente la totalidad de lo que le correspondía a la provincia. Según el dirigente, cuando todo estaba en marcha “hubo un obsceno despilfarro del dinero y cuando esto fue comprobado por las autoridades nacionales, aprovecharon estas circunstancias para suspender los pagos. Pero en definitiva, se quedaron con los dineros que le correspondían a nuestra provincia. Considero que es una barbaridad lo que hicieron”. Agregó Maya que estas conductas no fueron tomadas con otras provincias que tenían retornos de sus recursos naturales, como ocurre con la minería en las provincias de Cuyo o el petróleo en las del sur.

Cuando le preguntamos al histórico dirigente en qué año o etapa gubernamental se produjo este despilfarro, indicó que fue antes del 2000 cuando el lado argentino de la CTM de Salto Grande llegó a tener casi 1.000 empleados y en vez de destinar los fondos a obras se la gastaban en festivales en Concordia y en puestos de trabajo donde no había tanto trabajo. Fue un buen pretexto para el presidente De la Rúa para intervenir, suspendiendo las partidas de dinero por utilidades y excedentes (pagando solo regalías), y ningún otro gobierno volvió la situación atrás.

“Es inconcebible que nosotros, que generamos el 8 % de la energía del país, no nos toca nada. Parece que solamente nos quedamos con las crecientes”, dijo irónicamente refiriendo a las inundaciones costeras que suele causar la regulación de la represa.

Aseguró que hace muchos años que viene reclamando por la puesta en vigencia de la Ley 24954 (de su autoría), aunque reconoció que las urgencias que tiene la provincia y los déficit que han generado, forman parte de las negociaciones. Envían a la Nación lo inmediato y piden postergar la ejecución de la norma en cuestión.

“Si la provincia ejecutara lo que le adeudan, sería un monto muy importante, porque durante todos estos años no le remitieron a Entre Ríos lo que le correspondía por Salto Grande por la Ley N° 24954”.

Con respecto a las declaraciones del gobernador, sostuvo que este último plantea el tema referido a la devolución de lo que le corresponde a la provincia en energía. Porque a las regalías solamente las cobran los departamentos ribereños, Federación, San José, Concordia, Colon y Uruguay y la suman que les liquidan es insignificante.

Según el dirigente, sería conveniente que, después que se efectivicen estos montos y se adapten los giros a lo que establece la ley, reclamar lo que queda en concepto de  excedentes o utilidades líquidas. Lo que se genera Salto Grande, se distribuye  en partes iguales entre la República Oriental del Uruguay y la Argentina. De ese 50 % argentino, el 67,5 % es de ER, el 27,5 % de Corrientes y el 5 % Misiones.

“Cuando la Nación hacía las liquidaciones establecía un precio irrisorio, en regalías se paga algo pero es muy poco, pero en utilidades y excedentes, desde el Estado nacional no pagan un solo peso”.

A criterio de Maya, el camino más conveniente sería solicitar la proporción en electricidad que nos corresponde, no dinero. “Si pagaran el 20 % en energía de lo que le toca a Entre Ríos, podríamos brindar energía a un precio rebajado, especialmente para promocionar la industria y la producción”.

Comentó que ha mantenido diálogo con el senador electo Edgardo Kueider y con los diputados electos Blanca Osuna y Marcelo Casaretto, para que lo gestionen como trámite parlamentario.

“Tendría que hacerse en forma racional, porque no podemos poner en crisis el sistema, pero una alternativa sería hacerlo en forma progresiva. Que podría arrancar con el reconocimiento de un 15 % el primer año, el 30 % el segundo y en 6 años llegar a la totalidad en forma progresiva”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here